• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El persecutor regional de Aysén Carlos Palma, quien desde el viernes pasado concentra la indagatoria de 10 causas relacionadas con posibles filtraciones, sabotaje informático, obstrucción a la investigación y falsificación de evidencias en el marco de la denominada Operación Huracán, tuvo ayer acceso al cúmulo de carpetas vinculadas al caso.

    En declaraciones al diario El Mercurio, Palma señaló que el elemento central de las pesquisas “es la manipulación o alteración en la prueba. La existencia o no de un software determinado podría ser un mecanismo para obtener eventualmente cierta evidencia, pero no es el objeto de la investigación”.

    Así, el fiscal dejó entrever que aun si el FBI valida el mecanismo de obtención de conversaciones de WhatsApp supuestamente creado por el ingeniero forestal y agrícola Álex Smith, ello resultaría irrelevante si se determina que éstas fueron manipuladas con posterioridad a su extracción.

    Entrevistado por Teletrece, Smith dijo que “ponía las manos al fuego por Carabineros” y explicó que el formato .txt corresponde a un archivo de respaldo de WhatsApp que incluso podía extraerse manualmente desde la aplicación, y que a través de “Antorcha” era enviado de forma remota y subrepticia a un servidor de la Dipolcar.

    Esta explicación no dejó conforme al consultor en seguridad de Nis Chile, Paulo Colomés. El experto indicó a Emol que pese a que Smith mostró en televisión que el sistema funcionaría, no lo hace de la manera en que declaró por primera vez a la Fiscalía, ya que tendría muchas limitaciones más.

    Colomés indicó que el civil de la Dipolcar de La Araucanía utilizó en cámara el sitio Xploitz.net, ampliamente conocido para enviar un email que permite obtener las claves del celular con pishing. “Lo que mostró no es un software de él, eso ya es una falta ética muy grande, porque se está atribuyendo el trabajo de otra persona”, manifestó.

    El fin de semana se conoció que el fiscal de Rancagua, Sergio Moya, tampoco pudo establecer el funcionamiento de Antorcha.

    Matías Rojas – [email protected]

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...