• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Luego de tres meses recorriendo las aguas de la Antártica a bordo del barco rompehielos Arctic Sunrise, documentando y enfrentándose a los buques pesqueros de krill en la zona, la organización internacional Greenpeace celebra que Chile haya decidido respaldar la creación del santuario marino más grande del mundo, de 1,8 millones de kilómetros cuadrados en la Antártica.

    “A tres meses de iniciada la campaña ya estamos más cerca de proteger a los pingüinos, ballenas y el resto de los mamíferos antárticos de la pesca desenfrenada del krill que los deja sin alimentos”, afirmó Estefanía González, coordinadora de la campaña por el santuario antártico de Greenpeace.

    La especialista anunció que el siguiente paso es que la totalidad de los países que deben decidir esta resolución en octubre, se sumen de manera activa a este compromiso.

    Como país miembro de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), Chile ha mantenido una importante posición conservacionista en la Antártica, la que se ha manifestado en el apoyo a la creación del Santuario Marino en el Mar de Wedell y también en el liderazgo que ha tenido al presentar por primera vez una propuesta preliminar para la creación, junto a Argentina, de un Área Marina Protegida (AMP) en la Península Antártica.

    Desde Cancillería se informó que Chile y Argentina han hecho “especial hincapié” en la necesidad de continuar trabajando, procurando la cooperación de todos los países interesados, y “teniendo presente la complejidad espacial temporal en los patrones de pesca observados y la especial atención y consideración que requieren las áreas de pesca de kril”. Por eso ambos países propusieron la formación de un grupo de expertos que ayude a enriquecer la propuesta.

    Greenpeace dio a conocer un reporte que da cuenta que la pesca del krill hoy se realiza cada vez más cerca de las áreas de alimentación de pingüinos, además de ocurrir en zonas propuestas como santuarios. “Por ello el apoyo de Chile a la creación del santuario en el Mar de Wedell y la presentación de una propuesta en la península antártica, son grandes avances para lograr tener un 30% de protección de los océanos al 2030”, señaló Estefanía González.

    En la XXXVII Reunión de la CCRVMA, del 22 de octubre al 4 de noviembre de 2018, se espera presentar los avances del trabajo realizado durante este año por ambos países. Otros gobiernos que anunciaron su apoyo son la Unión Europea, Alemania, Reino Unido y Suecia.

    Anuncios
    Loading...