• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    “Acá lo que hay es un amedrentamiento. Está en juego la libertad de prensa. Cómo puede ser posible que por citar una declaración judicial yo pueda enfrentar tres años de cárcel”. Así reaccionó el periodista Javier Rebolledo, luego de la audiencia por la querella por injurias y calumnias interpuesta por teniente coronel (r) Raúl Quintana Salazar, reo de Punta Peuco condenado por crímenes de lesa humanidad.

    En su libro “Camaleón: Doble vida de un agente comunista”, Rebolledo cita una declaración del ex agente de la DINA, Gregorio Romero Hernández, quien declaró en el marco del caso Tejas Verdes. La referencia al testimonio de este último constituye la información objetada por el violador de DDHH.

    “Este caballero declaró originalmente que Raúl Quintana Salazar había participado de este delito, después lo ratificó por segunda vez y, posteriormente, en una tercera instancia, se desdijo parcialmente de esos dichos, señalando que en realidad había escuchado que había sucedido esto”, precisó Rebolledo.

    “Yo puedo decir que he escuchado probablemente unas 50 veces a agentes de la DINA que han declarado los peores delitos de este país y que después por consejos de sus abogados se desdicen de sus dichos, porque eso implicaría que no fueran testigos, sino cómplices de los delitos. Creo que ese fue el caso de Gregorio Romero Hernández. En ese caso, para mi queda y es cierta la declaración que dio en primera instancia, independiente de que después se haya desdicho”, agregó el periodista.

    La defensa del investigador informó que en la audiencia la parte querellante no presentó pruebas, por lo tanto, la única prueba que verá el tribunal es la ofrecida por defensa de Rebolledo, las que apuntan a acreditar que no existe el delito de injurias y que el periodista ejerce sus derechos relacionados con la libertad de expresión y derecho a la información.

    “Resulta increíble venir a una audiencia donde se pretende acusar por injurias a un periodista que se ha destacado por la investigación en causas de violaciones de derechos humanos, para desnudar la verdad que aún se mantiene oculta”, afirmó Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, organización que acompaña a Javier Rebolledo en este proceso.

    “Parece un insulto y una burla a lo que es esta lucha por verdad y justicia. El ladrón detrás del juez, pero más allá de eso, venir a instalarse a una audiencia dos abogadas que hablan de injurias a un criminal condenado por crímenes de lesa humanidad y resulta que vienen sin pruebas de la acusación que están haciendo. A lo menos resulta indignante”, agregó Pizarro.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...