• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una enfadada reacción provocó una entrevista publicada por El Ciudadano en noviembre de 2017.  A través del canal de YouTube “El Nacional-Libertario”, Johannes Kaiser -hermano del abogado y polémico columnista Axel Kaiser-, realizó un particular análisis sobre una conversación que este medio sostuvo con las representantes del colectivo de mujeres afro, Microsesiones Negras.

    En el diálogo, las cuatro mujeres entrevistadas ponían sobre la mesa un crudo diagnóstico acerca de la forma como la población chilena ha reaccionado a la llegada de inmigrantes negros. No solo abordaron las expresiones más desnudas de racismo, sino que también se enfocaron en describir el modo como los cuerpos negros son situados en el imaginario colectivo de nuestra sociedad.

    Pues bien, a juicio del youtuber, el contenido de la entrevista “es una importación ideológica uno a uno de las porquerías que hay en los Estados Unidos, que en parte se han introducido también en Europa, de conceptos racistas, de discriminación, etcétera, que suponen que determinados grupos deberían tener privilegios especiales por no pertenecer a una mayoría circunstancial de la población”.

    La entrevista que enfureció a Kaiser

    Y no solo eso. Uno de los pasajes que causó más escozor en Johannes Kaiser corresponde a las declaraciones de una de las entrevistadas, quien postuló que “Chile también ha tenido una reacción muy alérgica a la migración negra; nos incomoda porque somos un país sin identidad”.

    “Chile tiene la siguiente identidad”, retrucó Kaiser, apuntando a distintos elementos, como la “mezcla entre españoles y aborígenes”, la herencia “de la cultura romana latina griega” y el “credo cristiano”.

    Además, el hermano mayor de Axel Kaiser resaltó que Chile “es parte de occidente”, asegurando que “eso significa que también ha heredado e integrado dentro de lo que es su cultura los grandes avances filosóficos alemanes, ingleses, franceses, españoles”.

    A sus argumentos añadió que “somos un pueblo que hemos sido plasmados por catástrofes naturales como no se las ve en otras partes del mundo (…) terremotos, maremotos, volcanes, políticos ineptos… toda parte de nuestra cultura y cosas que forman nuestra identidad”.

    “Tenemos cosas positivas dentro de nuestra identidad, tenemos cosas negativas de nuestra identidad, pero tenemos identidad y que un par de extranjeras, llegadas a título de qué, vengan a negarnos que tenemos identidad, me parece una patudez como no se la ha visto de ningún otro grupo humano que haya llegado a Chile como inmigrante”, plantea el youtuber de “El Nacional-Libertario”.

    Para él, “este sentido de que ‘nosotros somos víctimas’ y el pueblo de Chile ‘nos debe algo’, está siendo impregnado en la cabeza de los progres en nuestro país, que por lo demás son los únicos que efectivamente no tienen identidad, porque han renunciado a su identidad objetiva”.

    “África es un continente hoyo”

    A Kaiser no le gustó nada que una de las entrevistadas pusiera en relieve que dentro de la inmigración negra hay personas que cuentan con títulos profesionales. “Hay médicos haitianos, ingenieros, mujeres brasileñas que son ingenieras y que son súper instruidas en la educación, son académicas, pero la televisión no ha dejado ver a esos académicos negros. No nos ha dejado ver a los otros como personas inteligentes, que teníamos civilización antes que el hombre blanco llegara a África, supuestamente, a civilizarnos”, comentó la miembro de Microsesiones Negras.

    Para el comunicador nacionalista, “hasta el momento, no tienen civilización en África”. En ese sentido, agrega que “África es un continente hoyo, el agujero negro civilizatorio del mundo” y que “si hay un continente absolutamente hundido en la miseria, en la violencia, en la barbarie más absoluta, eso es África”.

    Para rematar sus reflexiones, Kaiser dispara con lo siguiente: “La población negra que llega de Haití es más tonta, porque tiene un coeficiente intelectual más bajo, y son menos educados que los chilenos. Tienen niveles de alfabetización mucho menores que los chilenos”.

    Captura de transmisión por YouTube de Kaiser

    “Tomen sus maletitas…”

    La alergia de Kaiser a la opinión foránea respecto de las necesidades de la población migrante se sintetizan en la siguiente frase: “Los chilenos somos el centro de Chile y nos preocupamos primero de los chilenos”.

    Y como si fuera poco, para el nacionalista los llegados al país tendrían que poner buena cara al racismo o la xenofobia con ropajes de humor. “No necesitamos progres del resto de América que vengan con sus leseras racistas a crear conflictos étnicos en Chile. Sexistas, racistas, progres, eso no lo necesitamos en Chile. Necesitamos gente honesta, que quiera vivir en paz, ser un aporte. Eso es todo. Y que aguante los chistes y bromas pesadas, porque esas nos las hacemos entre nosotros también”.

    Según sus ideas, a la población chilena “no le gusta cuando están hasta las 4 de la mañana con la música a todo dar, porque tiene que levantarse a las 6 de la mañana y subirse a la porquería de Transantiago e ir a la pega. No les gusta el desorden. El chileno no está para hacer fiesta todo el tiempo. Eso lo pueden hacer en el Caribe, no lo puedes hacer Chile, porque es un país frío. Si en Chile no trabajas y no acumulas, en invierno te da hambre y frío. Es una de las razones por las cuales los países capitalistas, en general, están más lejos del Ecuador que aquellos que son menos capitalistas y más dados a tirarse las bolas”.

    Para finalizar, Johannes Kaiser tiene la consideración de enviar una serie de mensajes directos a las entrevistadas. “Si todos los negros que tienen título son así de inteligentes como estas señoras que tienen título, entonces, no me sorprende que consideren que todos los negros son unos tarados”, aseveró. Luego de eso, las llamó a que “tomen sus maletitas, doblen sus ropitas y sus turbantes, y váyanse de vuelta a donde crean que los privilegios de otra gente no les afectan en su vida privada o pública”.

    Felipe Menares Velásquez

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...