• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Esta semana, en su última sesión, la Comisión de Vivienda y Urbanismo del Senado concordó “con matices” en la necesidad de avanzar en la integración social y territorial a través de los proyectos habitacionales, y mediante la entrega de “más autonomía al Ministerio, lo que pocas veces se ha solicitado en una sesión”, según precisó el senador Alejandro Navarro, presidente de la instancia parlamentaria, quien agregó que también esperan que se cuente con un organismo regulador que le haga un contrapeso al mercado.

    Para el análisis en profundidad de esta materia, la comisión invitó al ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, y a los alcaldes Joaquín Lavín de Las Condes, y Daniel Jadue de Recoleta, quienes compartieron sus experiencias y su visión en materia habitacional.

    Así, tras el término de la sesión, el senador Alejandro Navarro explicó que “con los elementos que hemos visto en debate está claro que si no hay una ley que posibilite incentivar la integración, ya sea a través de mecanismos tributarios, de incentivos para empresas constructoras, de incentivos para quienes buscan viviendas, la integración va a retardarse muchos años. Como lo que ocurrió en el sector Boca Sur, de la comuna de San Pedro de la Paz”.

    “El Ministerio de la Vivienda tiene una gran tarea y ha planteado que esto está siendo debatido por el Gobierno. Que han presentado ideas preliminares al Presidente Piñera, donde el Ministerio está trabajando en un proyecto de ley para facilitar e intensificar la integración social en el desarrollo inmobiliario y también urbanístico, lo que nos parece positivo”, añadió Navarro.

    La intervención de los alcaldes

    Sin dudas, el proyecto de la rotonda Atenas fue el que marcó la participación del alcalde Joaquín Lavín en la comisión. Esto, porque la iniciativa, que se emplazará en una comuna con una alta plusvalía, en terrenos de propiedad del municipio y que beneficiará a 85 familias, ha debido enfrentar el rechazo de un grupo de vecinos, que se han manifestado en contra del proyecto.

    Las críticas apuntan a que con la construcción de las viviendas sociales, se podría ver disminuido el valor del paño, temor que fue descartado por el alcalde de Recolecta, Daniel Jadue, quien dijo que en su comuna, en los últimos años, ha habido un aumento sostenido de la plusvalía de sus terrenos, incluyendo sectores que cuentan con varios proyectos de viviendas sociales.

    En este punto, los ediles marcaron claramente sus diferencias al explayarse sobre cómo enfrentar la integración social.

    Para Lavín, “el ritmo de los recursos públicos, el ritmo del Serviu y del Ministerio de la Vivienda, es absolutamente insuficiente si nosotros queremos dar un giro en política habitacional. Por eso pienso que la manera de avanzar más rápido en la integración social es permitiendo en ciertas zonas, que uno podría definir como zonas de inclusión social, cambios en el plan regulador que permitan incentivos a las propias inmobiliarias para que a cambio de esos incentivos, entreguen una cuota de viviendas sociales”.

    En la contraparte, Jadue propuso “empoderar mucho más a los municipios. Hay que darles mayor autonomía, mayor financiamiento y llegar, ojalá, en algún plazo, lo más breve posible, a que todos los ciudadanos valgan lo mismo para el Estado de Chile, y que los municipios en ese sentido tengan la misma cantidad de recursos por habitantes en todo el país”.

    “La integración social no es sólo vivir cerca, sino que además estudiar juntos, ir a los mismos centros de salud, jugar en las mismas plazas y parques. Y esto requiere no sólo de una inversión en vivienda, sino que además en la infraestructura básica, porque lo que hace intolerable la falta de integración social es precisamente la asimetría que existe en términos de lo que es el espacio público en las comunas donde vive la clase más vulnerable, y en donde vive la clase que más tiene”, añadió el alcalde de Recoleta.

    Por su parte, el ministro Cristián Monckeberg dijo que el “unir la ciudad no es un slogan, si no que nos interesa (como gobierno) que sea una realidad”, agregando que “la idea es que el Ministerio tenga una connotación de políticas sociales, de poner temas sobre la mesa y eso se ha ido alcanzando con el trabajo en conjunto con los con alcaldes, con las familias. Es bueno que se produzca esta discusión y que haya diagnóstico compartido, aunque con visiones distintas, claramente”, puntualizó el secretario de Estado.

    En esta línea, Monckeberg advirtió que en el gobierno “nadie está pensando en la erradicación, ni en cosas distintas que no sean integración”, y reconoció que “a este ritmo no lograremos una integración grande, ha sido más bien boutique, muy acotada (…) y al Presidente le interesa que esto sea potenciado, tenemos que generar incentivos más fuertes, nueva política habitacional, diversos formas de tenencia de arriendo o dominio, mayor oferta para hogares de ingresos medios, pensando en propietarios diversos”, concluyó el ministro de Vivienda.

    Fuente: Senado

    Foto: Gabriel Muñoz

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...