• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Con un infartante capítulo, la noche de este miércoles terminó la primera temporada de la exitosa teleserie nocturna de MEGA, “Perdona nuestros pecados”, producción que entre los temas que aborda sitúa como uno de sus principales la relación amorosa entre dos mujeres.

    Una de ellas, “Bárbara”, es interpretada por la actriz María José Bello, quien en entrevista con buit de La Tercera se refirió a las dificultades para vivir en paz el lesbianismo hoy y en la época en que está ambientada la serie -los años ’50- y al machismo que entonces imperaba sin cuestionamiento alguno.

    “Es fantástico que una teleserie plantee un tema así y sea controversial. Encuentro bonito que se esté hablando de la relación entre estas dos mujeres”, plantea Bello, quien agrega a buit que, pese a esto, “me encantaría que en los tiempos que corren no fuera un tema”.

    En ese sentido, la actriz sostiene que le “llama la atención que, sesenta años después, ser lesbiana todavía siga siendo difícil”, ejemplificando que a partir de su interpretación varias jóvenes le han escrito y contado sus temores sobre su propia sexualidad.

    María José Bello. Foto: MEGA

    “Pienso que tenemos una gran misión con nuestros hijos, no solamente de aceptar si es homosexual o es lesbiana, sino en cualquier cosa que quiera ser o como quiera vivir su vida, nos falta mucho aceptar al otro”, postula la intérprete de “Bárbara”.

    Bello se refiere igualmente al machismo que cruza las relaciones al interior de los protagonistas de “Perdona nuestros pecados”, personificado de manera magistral por “Armando Quiroga” (Álvaro Rudolphy), realizando la siguiente reflexión: “Uno mira y dice qué atroz la vida de mi abuela, de nuestras abuelas y algunas madres. Todo lo que tuvieron que vivir”.

    En ese sentido, sostiene que si bien se ha avanzado en hacer frente a esa problemática, “nos queda harto todavía, porque muchas mujeres se ven reflejadas en pantalla, sobre todo cuando ven a hombres que golpean así la mesa”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...