• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Seis instituciones podrían recibir hasta un 30% menos de fondos si el Congreso aprueba el presupuesto de 2019 en noviembre, situación que fue criticada por Mario Rojas, presidente de la Unión Nacional de Artistas de Chile, quien calificó la consideración del gobierno como “economicista”.

    Se trata de las instituciones Balmaceda Arte Joven, Matucana 100, Museo Precolombino, Museo Violeta Parra, Teatro Regional del Bío Bío y el festival de artes escénicas “Santiago a Mil” que se celebra en enero, y que el año pasado atrajo a más de 350.000 personas. Todas, podrían ver cercenado su presupuesto si el Congreso aprueba la propuesta del gobierno.

    Debido a esto, es que el mundo de la cultura de Chile se pronunció contra los recortes previstos por Piñera, en especial por la caída en las partidas destinadas a museos y programas culturales.

    Si bien el presupuesto global destinado al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio crece un 4% interanual, programas como “Santiago a Mil” y museos como el de Arte Precolombino y Violeta Parra sufrirán recortes cercanos al 30%, según datos difundidos por el Observatorio de Políticas Culturales (OPC).

    “Aparentemente, el gobierno va a invertir en 2019 más que otras veces. Lo que sucede es que la división de sus fondos está orientada a partes que no son esenciales, porque no ha habido un análisis profundo”, dijo Mario Rojas, a la agencia AFP.

    En su opinión, “la consideración del gobierno es economicista” pues está destinando muchos recursos a fondos concursables que convierten a la cultura “en un concurso de méritos de gestión, más que de méritos artísticos”, agregó Rojas.

    Desde el Congreso también han surgido críticas a estas medidas anunciadas por el gobierno. En la Comisión de Cultura de la Cámara Baja, el diputado Florcita Alarcón (PH) indicó que “se dice que el gobierno no le da importancia a la cultura, yo creo que es al revés. Tanta importancia se le da a la cultura desde un punto de vista de polaridad o de ver que la cultura está relacionada más bien con la centroizquierda que con la derecha, que se le ataca. Yo siento que esta medida es una agresión. Esa es la palabra”.

    “Cuando hablamos y decimos, en vez de ‘despedir’, ‘desvincular’, se genera una situación donde se manipula el lenguaje. Siento que el lenguaje correcto en esta situación es una agresión a la cultura desde un punto de vista político, que le da tanto valor que no quiere tener a la cultura presente acá en el mundo. Esto viene también como una reacción a lo que pasó con el Museo de la Memoria, siento que se le da tanta importancia que se le toma como un enemigo”, expresó el parlamentario del Frente Amplio.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...