• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El sacerdote jesuita Felipe Berríos se sumó a una campaña que pide que el ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), Mauricio Hernández Norambuena, “comandante Ramiro”, sea trasladado desde Brasil a una cárcel chilena.

    Recordemos que Ramiro cumple una pena de prisión desde hace más de 15 años en dicho país, por el rapto del empresario Washington Olivetto. Actualmente, se encuentra en una cárcel de alta seguridad y bajo un régimen de sometimiento penal, lo que motivó que distintos organismos que forman parte de la Coordinadora de Derechos Humanos y Sociales iniciaran la campaña “Por la Vida y Libertad de Mauricio Hernández Norambuena”.

    En esa línea, el sacerdote jesuita, Felipe Berríos, pidió que el Comandante Ramiro pueda continuar su condena como cualquier preso: “Pido humildemente que él pueda seguir su condena en Chile, o pueda seguir su condena como la vive cualquier preso en cualquier parte del mundo, no en las condiciones infrahumanas en las que él la está viviendo”, afirmó el religioso.

    Finalmente, según un reporte de radio Bío Bío, se espera que para los próximos días exista una respuesta concreta por parte de las autoridades frente a la petición realizada por el sacerdote jesuita Felipe Berríos, lo que permitirá conocer que pasará con la situación del ex frentista.

    El sacerdote Berríos no es el único que ha manifestado su apoyo a la solicitud de regreso de Ramiro a Chile. Alicia Lira, Presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados/as Políticos/as de Chile (AFEP), también expresó su solidaridad: “Como mujer que resistió la dictadura y como dirigente de derechos humanos no puedo quedarme al margen de exigir, ya sea la extradición de Mauricio al país, u otra fórmula que termine con el calvario que sufre en Brasil. Más todavía, cuando nosotros vemos en nuestro país la impunidad existente en materia de derechos humanos y el trato privilegiado que reciben los victimarios de crímenes de lesa humanidad”.

    “Adherimos a todas las demandas que considera la campaña por la libertad de Mauricio. En la dictadura nosotras vivimos lo duro que era viajar a ver a nuestros familiares presos políticos que estaban en regiones. Aquí estamos frente al daño psicológico y moral tanto de Mauricio como de su familia. Él tiene el derecho de pedir y nosotros tenemos la obligación, como resistentes de una dictadura cívico-militar y dirigentes de derechos humanos, de apoyarlo”, agregó Lira.

    Leer más:

    Antonio Fernando Moreira, abogado brasileño del “Comandante Ramiro”: “La última palabra la tiene Michelle Bachelet”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...