• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Finalmente, se confirmó el peor de los escenarios. Este jueves, tras una reunión de directorio de más de siete horas, la empresa Iansa ratificó que en agosto se cerrará la planta remolachera de Linares, dejando así sin su fuente laboral a cerca de cuatro mil personas.

    “El directorio de Iansa resolvió que no volverá a procesar remolacha en la planta de Linares, y concentrará -de forma definitiva- la producción de azúcar en sus centros de Los Ángeles y San Carlos”, señala un comunicado de prensa difundido por la compañía tras la reunión donde se decidió esta medida.

    Además, se informó que la planta funcionará hasta los primeros días de agosto y contará con un plan de cierre gradual, que será visto en conjunto con los trabajadores. Asimismo, la empresa se comprometió a “apoyar” a los agricultores de Talca y Linares que cuenten con “contrato vigente o lo suscriban para la temporada 2018-2019”, a quienes les financiará el costo de trasladar la remolacha hasta San Carlos.

    “Comprendemos y lamentamos profundamente los efectos de esta decisión para nuestros trabajadores y agricultores (…) en el contexto actual, no es razonable seguir operando tres plantas”, concluye el comunicado difundido por la compañía azucarera.

    Según consigna radio Cooperativa, al momento de conocerse la noticia, había al menos 30 trabajadores en la planta de Linares, quienes culparon al Gobierno por lo que califican como una “falta de manejo” en el cierre de la empresa.

    El presidente de los trabajadores, Ciro Tapia, dijo a la emisora que “la información que nos entregó la empresa causa dolor, mucha preocupación por la nueva realidad. Hay que buscar una mejor salida (…) ya la decisión la tomaron ellos y es irreversible”.

    Por su parte, el alcalde de Linares, Mario Meza (RN), manifestó que “si bien es cierto ésta es una empresa privada, el Gobierno tendría que haber tenido una actitud mucho más proactiva con las autoridades locales y regionales de cómo enfrentar esta crisis política y social, porque lo que esperan los trabajadores y agricultores no es que en el momento de crisis esté el Gobierno, sino que se anticipe a la crisis”.

    “Esto se proyectaba desde abril y, si bien es cierto, el Gobierno del Presidente Piñera lleva cuatro meses, hoy será mucho más complejo recuperar las confianzas”, sentenció el jefe comunal.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...