• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Muchos de los grandes inventos del mundo surgieron por accidente, y este podría ser uno de los más celebrados.

    Un grupo de científicos estaba desarrollando el llamado “inductor de presión vaginal”, para ayudar a entender la relación entre excitación sexual y dolor genital y ver si las mujeres pueden desarrollar una tolerancia a la presión vaginal y el dolor. Pero en la práctica el dispositivo terminó siendo agradable, descrito por las mujeres como “estimulante”, pero “un poco extraño”.

    Como explican en el estudio publicado en Journal of Sex and Marital Therapy, el dispositivo es un globo (imagen abajo) que se inserta en la vagina y se llena gradualmente con agua a temperatura corporal. Esto permite inducir presión sobre la pared vaginal.

    Los psicólogos clínicos de la Universidad de Maastricht, Países Bajos, probaron el dispositivo en 42 mujeres sanas con una edad promedio de 24 años. Se les pidió que se insertaran el dispositivo mientras los científicos controlaban la dilatación del globo remotamente. Cuando la presión comenzaba a sentirse desagradable, las mujeres presionaban un botón que hacía que el globo se desinflara.

    Imagen: Melles et al/Maastricht University/Journal of Sex and Marital Therapy

    Durante las pruebas las mujeres también miraron porno y varias películas “de control”, es decir, no sexuales (una de ellas fue Forest Gump). Las mujeres reportaron niveles “significativamente más altos” de excitación sexual cuando vieron películas pornográficas, sin importar el nivel de presión añadida.

    Las mujeres calificaron la experiencia en una escala de 10 puntos, variando de “desagradable” a “agradable”, con un promedio de 7,2. En las entrevistas con las mujeres se recogieron comentarios como “un poco extraño”, “estimulante” e “interesante”.

    “La presión vaginal puede aumentar la excitación sexual subjetiva durante las películas sexuales de alta excitación”, escribieron los autores en el estudio, “lo que puede implicar que la presión vaginal puede potenciar la excitación sexual en las mujeres sexualmente funcionales”.

    Muchas mujeres experimentan dolor durante o después del sexo, con un 30% de las mujeres en comparación con el 7% de los hombres. Clínicamente, este problema se denomina dispareunia, y puede ser causado por una multitud de factores, tanto físicos como psicológicos. La condición se asocia con la salud emocional y el bienestar psicológico general, debido al efecto que puede tener en la vida personal.

    Por eso, aunque los resultados de este estudio resultaron inesperados, es importante seguir investigando sobre el dolor durante el sexo y buscar el desarrollo de soluciones.

    Vía IFLScience

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...