• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un grupo de científicos dice haber econtrado un posible vínculo genético en el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), también conocido simplemente como muerte súbita.

    El estudio, dirigido por el University College of London y publicado en la revista The Lancet, descubrió que las mutaciones genéticas relacionadas con los músculos respiratorios que no funcionan adecuadamente, eran comunes en los niños con SMSL.

    “Nuestro estudio es el primero en relacionar una causa genética de los músculos respiratorios más débiles con el síndrome de muerte súbita del lactante y sugiere que los genes que controlan la función muscular respiratoria podrían ser importantes en esta afección”, dijo en un comunicado el autor principal del estudio, profesor Michael Hanna. “Sin embargo, se necesitará más investigación para confirmar y comprender completamente este vínculo”, agregó.

    El SMSL, que puede causar la muerte inesperada de un niño saludable, mata a unos 300 niños en el Reino Unido y 2.400 en EEUU cada año, principalmente entre las edades de dos y cuatro meses. En Chile la tasa de mortalidad por esta causa era de 0.45 por cada mil nacidos vivos, según un estudio de 2009.

    Pero la causa del trastorno sigue siendo desconocida, lo que dificulta el tratamiento.

    Los investigadores británicos notaron que menos de cinco personas de cada 100.000 portaban una mutación en el gen SCN4A, que parecía dificultar la respiración. Pero en 278 niños estudiados (84 del Reino Unido y 194 de EEUU) que murieron por SMSL, cuatro de ellos tenían la mutación, en comparación con cero en 729 participantes de control sanos.

    Se cree que estas mutaciones genéticas contribuyeron de alguna manera a la causa de la muerte, aunque es probable que trabajen en conjunto con otros factores también. La mutación podría conducir a músculos respiratorios más débiles, ya que afecta a la célula de la que es responsable el gen. Si otros factores dificultan la respiración, como enredarse en la ropa de cama o inhalar humo de tabaco, el bebé podría tener graves dificultades para respirar.

    “Estamos muy contentos de que los principales investigadores continúen intentando identificar la causa de SMSL, que causa la muerte de alrededor de cuatro bebés por semana en el Reino Unido”, dijo en una declaración de apoyo Francine Bates, directora ejecutiva de The Lullaby Trust. “Mientras tanto, instamos a todos los padres a seguir nuestro consejo sobre el sueño más seguro para reducir el riesgo de SMSL”.

    Estas pautas incluyen hacer que el bebé duerma boca arriba durante los primeros seis meses y no compartir la cama con él o ella si el adulto ha bebido alcohol, consumido drogas o si es fumador.

    El Ciudadano, vía IFLScience

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...