• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El ciclo menstrual se presenta de forma diferente en cada mujer, en cuanto a la duración y síntomas, debido no solamente a las variaciones hormonales que se producen durante este proceso sino también a los cambios en la estructura cerebral que se presenta.

    Así lo comprobó un estudio científico, el cual determinó que las mujeres son mejores en ciertas habilidades, como la conciencia espacial, después de su período. Tres semanas antes son significativamente mejores comunicadoras y detectando cuando alguien tiene miedo. Además, durante parte de su ciclo sus cerebros son más grandes.

    La investigación identificó que -a diferencia de lo que se creía-, el útero no es la causa principal de estos cambios, sino que son los ovarios los encargados de liberar estrógeno y progesterona en distintas cantidades durante el mes. Esas hormonas, que deciden cuándo liberar un óvulo, tienen efectos profundos en los cerebros y la conducta de las féminas.

    La menstruación no es un tema de interés reciente en el ámbito de la ciencia, debido a que ha sido objeto de estudio desde la década de 1930, lo que ha permitido constatar que la misma tiene todo tipo de efectos, desde influir en la capacidad de una mujer para dejar de fumar hasta los tipos de sueños que tiene cada noche.

    Entender las formas en que se diferencian los hombres y las mujeres, y por qué, ha sido una de las motivaciones para iniciar este tipo de investigaciones, en las que se sospecha que las distinciones se deben a las hormonas.

    Una forma en que las mujeres se diferencian de los hombres es que tienen habilidades sociales superiores; tienen mejor empatía y mejor “teoría de la mente”, el entendimiento de que otros humanos tienen una perspectiva distinta a la nuestra; mejores capacidades de comunicación, entre otros.

    La clave: las hormonas

    En el año 2002, Pauline Maki, psicóloga de la Universidad de Illinois, en Chicago (Estados Unidos) junto a colegas del Centro de Investigación de Gerontología en Baltimore, investigaron cómo los niveles fluctuantes de estrógeno afectan las capacidades de las mujeres durante cada mes.

    Cada participante (16 mujeres) fue evaluada dos veces: antes de su período, cuando sus niveles de estrógeno y progesterona eran bajos, y otra una semana después de que ovularan, cuando el estrógeno y la progesterona eran altos, donde se les pidió que completaran una serie de pruebas mentales.

    Los resultados revelaron que las hormonas afectan dos regiones vecinas del cerebro. La primera es el hipocampo, que está involucrado en el almacenamiento de recuerdos. La segunda es la amígdala, que ayuda a procesar emociones, especialmente el miedo y la decisión entre luchar o huir.

    De esta forma, la capacidad de las mujeres para reconocer el miedo se incrementa cada mes al máximo junto con sus niveles de estrógeno.

    Si esta hormona es responsable, esto también podría explicar por qué las mujeres tienden a tener mejores habilidades sociales en general. La idea está apoyada por el hecho de que las mujeres que no tienen la capacidad de producir estrógeno no son tan buenas reconociendo el miedo y tienden a tener pocas habilidades sociales, publica

    A.L.

    ¿Tu periodo menstrual es anormal? ¡Aprende a identificarlo!

    Si sufres de fuertes dolores menstruales tal vez no es normal y esta es la enfermedad que podrías tener

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...