• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A menos de un mes en la presidencia de Colombia, las decisiones de Iván Duque comienzan a crear polémica. Esta semana publicó un proyecto de decreto que autoriza la incautación de la “dosis personal” de droga, cuya posesión había sido despenalizada en 1994.

    La decisión divide la opinión pública del país y ha generado un intenso debate sobre la eficacia de esta estrategia para combatir el consumo y el microtráfico.

    El propósito del decreto es, en palabras de la Ministra de Justicia, “proteger a niños y jóvenes“.

    “No estamos penalizando la dosis mínima. El decreto es una medida administrativa para incautar la droga que porte o consuma un ciudadano en un espacio público“, aseguró Gloria María Borrero, citada por El País.

    La medida plantea imponer sanciones administrativas al porte de sustancias sicoactivas.

    ¿Eficaz para frenar el consumo de droga?

    La iniciativa, que estará abierta a incluir aportaciones hasta dentro de dos semanas, ha levantado dudas sobre su constitucionalidad.

    Los detractores argumentan que limita la libertad personal, fomenta la criminalización y que no servirá para frenar el tráfico.

    Para el senador y líder de Colombia Humana, Gustavo Petro, la propuesta del Gobierno de Duque va a potenciar las mafias, encarecer la droga y no será efectiva contra los traficantes, y asegura que se necesita un Estado regulador y no un policía golpeador.

    El jíbaro (traficante) junto al colegio no se soluciona con la prohibición ni con cárcel ni con policía. Se cree popularmente que es así y por eso presentan este tipo de decretos, pero lo único que hacen es encarecer la droga, potenciar las mafias y enriquecer al jíbaro”, aseguró el excandidato presidencial.

    Récord en producción de hoja coca

    Este debate adquiere mayor relevancia en Colombia, precisamente por ser el principal exportador de hoja de coca.

    Aunque aumentaron las incautaciones, el año pasado el país alcanzó un nuevo récord en la producción de hoja de coca, por encima de las 200.000 hectáreas.

    Los estudios oficiales del Observatorio de Drogas de Colombia revelan que, en 2016 el 11,7% de los jóvenes en edad escolar consumieron marihuana al menos una vez, y el 3,9% usó cocaína.

    Las hectáreas y producción de droga en Colombia: los más altos en casi 30 años

    Con Duque, la sustitución de cultivos ilícitos de coca será obligatoria en Colombia

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...