• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de la República de Colombia, Iván Duque, ha asumido una postura de agresión contra el gobierno y pueblo venezolano, posicionándose como una herramienta de ataque manipulada por Estados Unidos, con el objetivo de derrocar a Nicolás Maduro.

    Así lo han alertado varios especialistas políticos que han analizado el discurso del actual jefe de Estado durante su poco tiempo de mandato. Más recientemente, el reconocido periodista José Vicente Rangel, lo catalogó como un arma utilizada por el presidente norteamericano Donald Trump para arremeter contra la nación suramericana.

    “El mandatario colombiano ha aceptado que para su país lo ideal es servir de arma de la política del jefe de Estado norteamericano”, aseguró este domingo en su programa José Vicente Hoy transmitido por la televisora privada Televen, donde insistió que la política del inquilino de la Casa Blanca es derrocar a Maduro “como sea”.

    Consideró que el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela es una amenaza real para Washington y por lo tanto “debe ser eliminado lo antes posible”. En este sentido, aseguró que EE. UU. pretende seguir atacando al pueblo para apartar inconstitucionalmente a Maduro, sin embargo, “en lugar de desestabilizar al país suramericano, su pueblo e instituciones están totalmente fortalecidas”.

    Para el experto político, la resistencia que han mostrado el Gobierno y el pueblo venezolanos ante las medidas de Colombia y la guerra económica y bloqueo estadounidense, ha hecho sonar las alarmas en los círculos del poder norteamericano.

    Quiebre de relaciones

    Desde la llegada de Duque a la Presidencia, ambas naciones no están en los mejores términos, ya que el mandatario colombiano exige a la comunidad internacional acorralar al Gobierno chavista. Mientras que Caracas acusa al Gobierno de Bogotá de ser títere de Trump y de secundar al Gobierno estadounidense en sus esfuerzos para intervenir a Venezuela, publica el portal de noticias Hispan TV.

    Hace poco, el jefe de Estado colombiano anunció que su gobierno romperá relaciones con Venezuela para el mes de enero del venidero año 2019, cuando asuma el nuevo período presidencial el reelecto Nicolás Maduro, como una medida de presión y desconocimiento de las elecciones realizadas en el pasado mes de mayo.

    Popularidad en caída libre

    Después de asumir la Presidencia de Colombia, Duque ha registrado una fuerte caída en los números de popularidad debido a las falsas promesas y nefastas políticas antipopulares que se comienzan a aplicar en favor del poder del dinero. Su populismo y demagogia comienzan a pasarle la cuenta, pues las expectativas que generó en el electorado que lo votó comienzan a difuminarse y producirse un desencantamiento de aquellos que tenían la esperanza en que las cosas pudieran cambiar.

    Así lo reseña un artículo difundido por el portal Kaos en la Red, al hacer referencia a los datos publicados por diversas encuestadoras con relación a los poco más de cien días de gestión del mandatario, que arrojan cifras como apenas el 33% de imagen favorable, frente a un 65% que ya no lo aplaude mientras que el 2% dice no conocer al mandatario. Quienes consideran que el país va por mal camino aumentaron de 59% a 73,8%.

    De acuerdo a la nota, lo que resalta en las encuestas es que los consultados tachan a Duque de ser “un gobernante sin identidad, sin significado, que es un títere, mentiroso, farandulero e hipócrita”. Los sondeos concluyen que este desplome es producto de la incompetencia y de la poca experiencia que tiene el presidente en la vida pública y por los grandes políticos corruptos que cubren sus espaldas y que tienen grandes lazos con las bandas de narcotraficantes y sicarios.

    Asimismo, la realidad indica que el presidente Duque se inclina por más neoliberalismo económico y la oscura tecnocracia, que solo tiende a beneficiar a los grandes empresarios criollos y las hienas de las multinacionales, especialmente las estadounidenses.

    Según las empresas encuestadoras, nunca se había registrado en el país un nivel tan bajo de apoyo hacia un presidente en los primeros días de su mandato.

    A.L.

    Colombia romperá relaciones diplomáticas con Venezuela en enero de 2019

    Venezuela: Obsesivas agresiones de Duque obedecen a caída de su popularidad

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...