• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El 19 de noviembre fue aprobada la Declaración sobre los Derechos de los Campesinos y de otras personas que trabajan en las zonas rurales en la Tercera Comisión de la Asamblea General, sesión 53, en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York.

    Esta Declaración ya había hecho su tránsito en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza, el 28 de septiembre, durante el último Consejo del año ―sesión 39―, con una votación de 33 países a favor, 3 en contra y 11 abstenciones.

    Justamente, en Nueva York, los Estados miembros de la ONU ratificaron la declaración con 119 votos favorables, 7 en contra y 49 abstenciones, entre ellas la de Colombia.

    De hecho, se puede afirmar que el Pleno de la Asamblea General de la ONU adoptará formalmente la Declaración a mediados de diciembre del presente año.

    A pesar de la solicitud que hicieron al Estado la Vía Campesina Colombia, FIAN Colombia, el CNA, FENSUAGRO, el CIMA, junto a varias organizaciones sociales, para que apoyara esta Declaración, la decisión final fue abstenerse, una demostración de hacia dónde se orientará la política del Gobierno frente a los campesinos.

    Como lo afirman estas organizaciones en la carta que se entregó al Gobierno, “la declaración significa una importante y necesaria evolución del derecho internacional y sería de trascendental importancia para las poblaciones rurales en Colombia, que día a día se ven afectadas de forma sistemática por la discriminación y violación individual y/o colectiva de sus derechos humanos”.

    “Una vez más, el Estado colombiano prefiere seguir los intereses de las empresas multinacionales que arrasan con el territorio y con la implementación del modelo extractivista, que defender los derechos de sus ciudadanos, esta abstención tiene una clara posición política”.

    Ahora será el momento de las organizaciones locales para exigir al Gobierno colombiano la implementación de la Declaración y de la elaboración de un marco normativo local que materialice lo definido en el texto de la ONU.

    ONU pide retirar cargos contra magistrados que anularon condena de campesinos

    Datos duros: Crisis humanitaria de Colombia lidera cifras de violencia y migración en el continente

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...