• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una nueva masacre contra el pueblo indígena awá en el departamento de Nariño, Colombia, se registró este domingo, con saldo de dos muertos y cuatro heridos de gravedad.

    Con esta acción criminal de acuerdo con cifras de la Organización Nacional de Indígenas de Colombia (ONIC) desde enero de 2017 hasta la fecha han sido asesinados 19 indígenas Awá.

    La ONIC denunció que desconocidos fuertemente armados dispararon indiscriminadamente contra las víctimas, que se encontraban en el resguardo de Palmar Medio Imbi, ubicado en el municipio de Ricaurte, en Nariño.

    En la acción criminal murieron Ramiro García, fundador de la Organización Camawari, y su hijo Arturo García, que ese mismo día había sido elegido gobernador del resguardo de los pueblos originarios de Nariño.

     

    Los otros cuatro nativos gravemente heridos eran coordinadores de la guardia indígena y reconocidos exponentes de los pueblos originarios del sur colombiano.

    Luis Fernando Arias, consejero mayor de la ONIC, estimó que el acto homicida está vinculado a la condición de líderes de los fallecidos.

    Esta semana grupos indígenas Awa protestaron en Bogotá contra gobieron de Ivan Duque por incumplimiento de Acuerdos de Paz (Foto: ONIC)

    Las organizaciones indígenas pidieron al Gobierno la presencia inmediata de la Cruz Roja Internacional, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía General y la gobernación de Nariño para velar por la seguridad de la población awá de Nariño.

    Los awá son un pueblo amerindio que habita a ambos lados de la frontera entre Colombia y Ecuador, en los bosques húmedos de la vertiente occidental de los Andes.

    Amenazas de paramilitares

    La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) y la Organización Nacional de Indígenas de Colombia (ONIC) han denunciado nuevas amenazas.

    La ACIN denunció en un comunicado en el mes de julio de este año que comuneros indígenas y defensores de derechos humanos, han recibido amenazas a través de llamadas telefónicas y mensajes de texto. Uno de los mensajes que dio a conocer la Asociación aparece firmado por la AGC, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

    Rechazo a Versión oficial

    En un comunicado la ONIC  rechaza enfáticamente las declaraciones hechas por el Teniente coronel Oscar Zalas del Ejército Nacional que, “de manera irresponsable y mal intencionada, donde manifestó a los diferentes medios de comunicación que se trataba de una riña entre familiares. Exigimos al Comándate Zalas del Ejército Nacional se retracte de manera inmediata”.

    “Esta masacre evidencia que a pesar que sea un pueblo en vía extinción físico y cultural como lo ha planteado por la corte constitucional a través del auto 004 de 2009, el auto 174; el territorio es declarado con medidas cautelares, pero sigue la violación de derechos humanos, no tenemos garantías de ejercer el gobierno propio y exigimos la garantía de no repetición”, señala el comunicado.

     

    Indígenas awá ganan juicio a petrolera Colombia Energy

    Pueblo indígena llegan a Bogotá a denunciar crisis que vive en Nariño

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...