• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los 100 años de Santa María han sido como los temblores que recorren nuestra geografía. Muchos lugares perdidos en el Norte como Huara y Marusia han rememorado a sus obreros masacrados por el Imperialismo Local.

    El centenario de la matanza en la Escuela Santa Maria, que se conmemorá en estos días. Ha provocado que Iquique y los pueblos pampinos del interior recuerden a sus muertos. Cada localidad y cada organización ha hecho florecer el desierto con sus homenajes a los obreros masacrados.
    Y en algunos casos, los 100 años del aniquilamiento han sido la oportunidad histórica para reconstruir la memoria sobre otros infames sucesos que,….aunque igual de sangrientos, no han tenido la misma notoriedad pública. Marusia es uno de ellos, igual que Huara.

    Patricio Manns, un gran musico popular, y también un gran escritor, revela en un libro “Las actas de Marusia”, es una historia novela que el autor recreó con las hilachas de memoria durante su exilio en La Habana, “cuantas veces me trataron de mentiroso, cuantas veces me dijeron que este lugar no existía, que era un invento mio”, señala Manns. Pero no, acá está. Me impresionaron las ruinas. Tiene que haber sido cañoneado salvajemente, una carnicería atroz. Hay hasta zapatos de niños. Lo acabamos de filmar. La idea es hacer un museo del sitio, al parecer, el origen del nombre proviene del ruso y luego se españolizó. Explico Manns, recorriendo físicamente las partes de su libro.

    El historiador Mario Garcés; escribe un interesante comentario desde su òptica de historiador, la cual describo para ustedes por lo interesante del textó:

    Por mucho tiempo se supuso que la memoria era patrimonio de la historia, la disciplina que se ocupa del pasado y a la que se le pide poner orden en los sucesos y la experiencia del tiempo pretérico. Pero no siempre ocurre así. Los sucesos de la Escuela Santa María de Iquique de 1907 hasta los años setenta no había sido objeto de estudios de los historiadores, y más bien pesaba sobre ellos un conveniente olvido. Es decir,…..para los pampinos no había historia ni memoria nacional.

    Antes de la historia, como disciplina, fue la Cantata de Santa María de Iquique, de Luis Advis y Quilapayún, la que rescató del olvido los sucesos de la Escuela de Santa María de Iquique. Dicho de otra manera, antes de la historia, fue un acto de memoria, que tomó forma en una experiencia artística, el que reingresó a la historia y la conciencia histórica a la mayor de las masacres obreras de inicio del siglo XX.

    La cantata se entrenó a fines de los años setenta, en una coyuntura especialmente significativa, cuando recién Allende asumía como presidente de la República y el pueblo se llenaba de esperanzas. Entonces,….la Cantata, tal vez sin proponérselo, porque nadie deseaba que ése fuera el curso de los acontecimientos, ofició como una verdaderá profecía. En su canto de cierre, indicaba ” Es Chile un país tan largo, mil cosas pueden pasar (…..) quizás mañana o pasado, de nuevo sucederá….” Y sucedió, el gobierno de Allende terminó en un cruento golpe de Estado que superó, por su violencia, la imaginación histórica de la mayoría de los chilenos, incluso de los propios militares de izquierda.

    En los años ochenta, cuando los historiadores chilenos nos recuperábamos o sobrevivíamos al impacto del terrorismo de Estado, los sucesos de Santa María ingresaron al campo de la historiografía. Ningún historiador serio -cualquiera sea su orientación política; puede hoy ignorar los sucesos de Iquique y su impacto en la historia nacional. La masacre de la Escuela Santa María fue,….en realidad,..un acto represivo atroz que cerró un ciclo de organización y protestas obreras, que se habián iniciado con la huelga portuaria de Valparaíso de 1903, hasta finalmente cerrrarse en Iquique, el fatídico 21 de diciembre de 1907.

    La historia, para ser tal y no simples manuales que legitimen el poder de unos pocos, necesita dialogar con la memoria, que es un fenómeno social que preserva de modos muy diversos la experiencia del pasado. La Cantata y la propia experiencia de los chilenos en dictadura obligó a la historia a ocuparse de los pampinos que,…creyendo en sus derechos, se negaron a abandonar Iquique y regresar a la pampa sin respuesta a sus legítimas demandas de justicia social. La represión estatal y de sesgo clasista, que es justamente lo opuesto a la democracia y la igualdad social, es una experiencia demasiado reiterada en Chile para que la historia no se ocupe de ella.

    Este comentario muy acertado de Mario Garcés, hace que la memoria se ocupe del pasado y uno recuerde hechos recientes. Cómo olvidar la muerte de un trabajador forestal por las balas de la policia, ocurridas en Arauco.
    Cómo olvidar la gran persecución de nuestros hermanos mapuches, en plena democrcia. Cómo olvidar el trato que tienen los trabajadores de empresas contratistas por exigir mayores salarios éticos y basta de darle salarios de hambre a estos trabajadores, pertenecientes a grandes cadenas de supermercado, a grandes tiendas monopolicas del país.

    Cómo nuestra memoria y historia reciente puede olvidar la gran lucha por sobrevivir de muchos pescadores artesanales, que viven en pequeños poblados o ciudades pequeñas, todo el golfo de arauco tiene este tipo de dificutades de pesca. También más al sur del país ocurre algo parecido. Cuantos de estos trabajadores de mar junto a sus familias han sido duramente golpeados por la policia, cuando ellos se organizan y marchan por los pueblos,…..denunciando y solicitando al gobierno que los ayude. Muchos de ellos, por no decir la mayoría, voto por nuestra presidenta Bacheet. La gran desazón y desesperanza de estos chilenos, es muy grande.

    Hoy la explotación del hombre en pleno siglo XXI, producto del libre mercado y que todo lo regula el mercado, está provocando una serie de argumentaciones sólidas para habrir un boquete muy grande ha este víl sistema de libre mercado. Las organizaciones grandes y pequeñas de trabajadores, junto a organizaciones del campo y agrupaciones étnicas, se estan agrupando y estan encontrando grandes visiones en conjunto a sus problemas existenciales.

    En un anterior comentario,….le mencionó a nuestra presidenta Bachelet,…… que con suma úrgencia, vea esté gran fenomeno social que se está encubando y alejé con corage a todos aquellos que estorban el camino democratico y lo despejé, …. para conseguir lograr frenar y apasiguar los animos, para volver pronto a una relativa calma social.

    Patricio Escobar

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...