• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Mario-BrionesEl ejemplo más claro de lo que ocurre con la crisis mundial quedó demostrado con el fin del sueño del pueblo griego de romper las cadenas. No pudieron con la poderosa presión de la troika europea, y deberán aceptar cumplir todas sus deudas y mantener las reformas emprendidas hasta ahora, bajo los programas de rescate de 2010 y 2012, incumpliendo sus promesas preelectorales más importantes, aún cuando el FMI desconfía del nuevo gobierno griego. Es digno de valorar el esfuerzo de los pueblos, como lo hacen los griegos en democracia, para intentar lograr la autonomía que los libre del abuso y la corrupción instalada en todo el mundo.

    Europa está atrincherada en sus propios objetivos económicos para resolver una crisis que fue estimulada por los países del norte, en base a principios académicos que siguen la línea de los economistas alemanes, dirigidos por un político como Wolfgang Schäeuble, ministro federal de Finanzas alemán, el mismo que admitió el 2000 recibir  donaciones de dineros obscuros para la CDU, del traficante de armas Karlheinz Schreiber. Los principios para tratar la economía en Europa, difieren por cierto de los académicos y economistas norteamericanos.

    No obstante las diferencias de cómo tratar la crisis, el fondo del problema es el mismo, subsiste una profunda corrupción moral originada, dentro de un sistema político neo liberal donde prácticamente casi todos sus líderes tienen profundas conexiones con el mundo del dinero, los grandes bancos, las gigantescas transnacionales y controlan las instituciones que determinan lo que es correcto en el funcionamiento de las economías, siguiendo la matriz ideológica neo liberal, cuya función es ejercer todo la presión posible para privatizar las ganancias y socializar las pérdidas, en un constante flujo de riqueza que se destina a los poderosos grupos de multimillonarios.

    Según las autoridades monetarias norteamericanas y los medios de comunicación, la economía de Estados Unidos ha tenido un vigoroso desempeño, sin embargo, desde fines del año pasado y hasta el presente, siguen apareciendo evidentes signos de debilidad que se confirman con las declaraciones recientes ante el Congreso de Estados Unidos, de Janet Yallen, la presidente de la FED, que  anunció, no habrá aumento de la tasa en marzo o abril, pero no se descarta que ello pueda ocurrir en junio o a partir de septiembre, según se juzgue de reunión en reunión, aunque evitó marcar los criterios económicos que anticipen el próximo movimiento. Pareciera que a la FED le interesa referirse más a lo que pasa fuera de EE.UU., para justificar la debilidad interna, porque hizo referencia a la volatilidad que viven los mercados por la presión a la baja de la inflación, la debilidad de la economía global y la fortaleza del dólar. Esto último parece más extraño, porque el dólar lo manipulan ellos y la Bolsa norteamericana tiene una incidencia bursátil mundial de un 52%. Las restantes no son mercados bursátiles comparables.

    {destacado-1}

    Lo que está ocurriendo en la economía mundial es la más poderosa y brutal transferencia de riqueza orquestada por la banca y los Bancos Centrales, que han emitido descomunales cantidades de dinero gracias a las políticas expansivas pero represivas para la “creación de demanda” que sigue detenida, excepto para los selectos grupos de personas y bancos donde sobra el dinero gratis, y que, cuando transforman en créditos para los ciudadanos, se vuelven expropiatorios. El salvavidas en dinero que hace la FED  a un gobierno en quiebra como Estados Unidos, o a entidades financieras, bancos y otros como las hipotecas, se pagan con deuda que adquieren los ahorradores o más deuda que cargan a las futuras generaciones.  Paul Krugman dice, “Porque la deuda es dinero que debemos a nosotros mismos, no hace directamente a la economía más pobre (y pagarla no nos hace más ricos)”.

    Sin embargo, se olvidan de algo vital, la cantidad de dólares como deuda o reservas que están en poder de otros países y ciudadanos, incluido el nuestro, que tiene el valor que el resto del mundo acepta del dólar, el cual vale lo que dice Estados Unidos que vale. Imprimir dólares, para prestarlos a través de los bancos es lo que permite a los norteamericanos que estén comprando vehículos nuevos mediante créditos, y no porque hayan mejorado los salarios.  Los bancos reciben el dinero de la FED a cero costo y no es posible a un país extranjero, chico o grande, cuestionar su real valor, porque sufre acoso económico. Es ahí donde está la trampa, toda la deuda que se emite, los intereses, el déficit comercial, etc., se paga con dinero que imprimen día tras día, que no guarda relación con la masa de productos, bienes o servicios logrados con el esfuerzo del trabajo y valorados a justo precio.

    Apple, por ejemplo, tiene efectivo y activos disponibles de corto plazo, por valor aproximado de US$ 175.000 millones, pero recientemente acudió al mercado para pedir $6.500 millones, aprovechando una emisión de deuda gratuita. Microsoft por su parte con cerca de US$ 85.000 millones en caja (más que toda la reserva que tiene Chile) está emitiendo deuda para conseguir otros US$ 7.000 millones. Pero obvio, si es gratis y explica porqué hacen lo que hacen. Pueden comprar un país completo y se permiten espiar a todo el mundo sin que nadie los pueda tocar.

    El diario digital español El Economista publicó un artículo el 19/02/2015, que decía,  “Los créditos y préstamos concedidos a agentes de ‘dudosa solvencia’ o escasa calidad crediticia han vuelto a alcanzar niveles de pre-crisis en EEUU. Y es que parece que los estadounidenses se han volcado a renovar sus coches, lo que está provocando una profunda expansión de la demanda y concesión de créditos para financiar este empeño. Según publica el portal financiero Wall Street Journal, cuatro de cada diez préstamos concedidos para la adquisición de coches, tarjetas de crédito o créditos personales, fueron a parar a clientes considerados ‘subprime’ o con escasa calificación crediticia”.

    {destacado-2}

    ¿No les parece conocida esta vieja práctica que ya hizo crisis el 2008? La diferencia con la actual situación es que se ha multiplicado varias veces, ya no solo se trata de la FED de EE.UU., sino del Banco de Japón, Banco Central Europeo, Reino Unido, etc., dentro de un contexto de  guerra de monedas donde nadie le puede garantizar nada de lo que pueda ocurrir en cualquier momento, menos cómo vivirá Ud., para hacer frente a una mega crisis.

    El Banco Nacional de Suiza había  mantenido el valor del franco suizo en un valor constante frente al euro lo cual realizaba  comprando euros con francos suizos cuando el valor del euro amenazaba con caer a causa de las fuertes ventas. Suiza se ha caracterizado por décadas de ser el país refugio que todo inversionista o multimillonario quiere tener a la mano.  Días antes que el BCE anunciara una “flexibilización cuantitativa” (QE), el franco suizo se desligó del Euro y se apreció en un primer momento en 35 %.  Sabían lo que venía y que no podrían sostener cuando se anunció la emisión de € 1,1 billones de euros, para la compra de bonos de gobiernos y otras deudas a partir de marzo. Las pérdidas son cuantiosas, miles de millones de dólares y qué dice la prensa oficial. Silencio cómplice.

    En los últimos cinco años hemos visto una dudosa recuperación de Estados Unidos que ha seguido la política de la FED de emitir US$ 4,5 millones de millones para comprar deuda (compras que siguen haciendo con el dinero que reditúan los intereses  de los activos adquiridos). Otro ejemplo donde no hay recuperación, es lo que ha ocurrido en los últimos tres años con Japón.  Ahora la toca a Europa comprobar lo que otros llevan años demostrando. Lo que existe es una gran deflación que instalaron en todo el mundo y después de la deflación, viene la recesión.

    Los precios de los productos básicos nos ayudan a visualizar con bastante certeza lo que ocurrirá en  la economía. Por lo general son un indicador adelantado de la actividad económica real. Pero cuidado, existe una gran manipulación en el precio del petróleo, grandes especuladores arriendan enormes barcos petroleros para acumular petróleo. Los commodities como el cobre, el trigo, etc., sufren fuertes especulaciones, que se aprecian por ejemplo en la alta variabilidad del precio del cobre en el mercado de Londres. La especulación se ha difundido en todos los sectores y las empresas norteamericanas piden dinero para recomprar sus propias acciones. El conjunto de empresas norteamericanas cotizadas en bolsa están recomprando acciones a ritmo de US$ 500.000 millones de dólares anuales, en especial los dos últimos trimestres del año 2014. Un ejemplo para explicar porqué recompran sus propias acciones, es la empresa fabricante de los famosos zapatos Crocs que subió en bolsa un 20% en un solo día.  El motivo no fue que aumentaran las ventas o la productividad, sino los beneficios que recibió la empresa para pagar dividendos, cuando le otorgaron  un préstamo de 200 millones de dólares del fondo de capital de riesgo Blackstone, en forma de preferentes convertibles en acciones y que los usaría para recomprar acciones.

    {destacado-3}

    Las empresas no encuentran opciones de inversión real en una economía en descomposición como la actual. La desorbitante concentración de la riqueza y el ingreso está en las empresas y en los bancos de la elite, expropiando la demanda del consumidor común y corriente, que tiene ingresos de subsistencia entre US$ 300 a US$ 500, y no pueden consumir más. Los nuevos fondos que reciben casi gratis, se destinan a recomprar acciones en bolsa, que presionan al alza la cotización, mejoran los ratios bursátiles y de rebote aumentar los bonos o la retribución variable para los ejecutivos. Esto no es una consecuencia inevitable de los QE (flexibilización cuantitativa) e inyecciones monetarias de los bancos centrales, fue pensado para que así ocurriera potenciando las inversiones en los mercados financieros. Al decir inversión financiera, nos estamos refiriendo a “beneficios virtuales”, que no tienen una base de representación en el mundo físico, pero que sí les permite comprar en el mundo físico, “invirtiendo”.

    Los fiscales de la división de la competencia del Departamento de Justicia de Estados Unidos están investigando  los procesos de fijación de precios del oro, la plata, el platino y el paladio, en Londres. Los investigados son grandes bancos, el HSBC Holding, Bank of Nova Scotia, Barclays PLC, Credi Suisse Group AG, Deutsche Bank AG, Goldman Sachs Group Inc, JPMorgan Chase & Co, Société Générale S.A, Standard Bank Group Ltd, y UBS Group AG.

    En EE.UU, durante años, los políticos que quieren bloquear la legislación sobre el cambio climático han reforzado sus argumentos señalando la obra de un puñado de científicos que afirman que los gases de invernadero representan poco riesgo a la humanidad. Uno de los nombres que invocan con mayor frecuencia es Wei-Hock Soon, un científico del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica que afirma que las variaciones en la energía del sol pueden explicar en gran medida el reciente calentamiento global. Documentos recientemente desclasificados muestran el grado en que el trabajo del Dr. Soon ha estado ligado a la financiación que recibió de los intereses corporativos. Él ha aceptado más de US$ 1,2 millones de dólares en dinero de la industria de los combustibles fósiles en la última década, mientras no revele el conflicto de interés en la mayoría de sus trabajos científicos. Al menos 11 documentos que ha publicado desde 2008 omite tal revelación, y en al menos ocho de esos casos parece haber violado las normas éticas de las revistas que publicaron su trabajo.   (Leer: http://nyti.ms/1DIYhU3).

    ¿Qué sostiene la economía mundial? La conjunción de redes entrelazadas de corrupción y más corrupción, hasta que uno o varios empiecen a hablar.

    Por Mario Briones R.

    Febrero 25 de 2015

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...