• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En Francia se cumple toda una agenda de actividades para la conmemoración de los 100 años del fin de la I Guerra Mundial.

    Macron y May recordaron su lucha común, desde el Somme, la gran batalla de las naciones. Aquí lucharon contra los alemanes no sólo franceses y británicos sino también canadienses, australianos, neozelandeses e indios.

     

    Homenaje de Theresa May a las víctimas

    Donde este viernes Emmanuel Macron, presidente de Francia junto a Theresa May, primera ministra británica honraron a sus muertos  que mostraron con sangra su gran heroísmo por sus naciones.

    Mientras que, para este sábado Macron se entrevistará en el Elíseo con Donald Trump, quien llegó esta noche a París. Se tiene previsto un almuerzo donde se sumarán las  esposas de ambos mandatarios. Luego, el presidente francés se desplazará a Compiège, donde se firmará el acuerdo que puso fin a la Guerra, allí estará en compañía de Angela Merkel, canciller alemana.

     

    Memorial franco-británico en el Thiepval

    Continuando con la agenda conmemorativa, para este domingo, se tiene programado una ceremonia en el Arco del Triunfo, donde arderá la llama en recuerdo del soldado desconocido, para esta actividad fueron invitados 70 jefes de Estado, entre ellos estará Vladimir Putin, presidente de Rusia, así como el rey de España, quien ya se encuentra en Francia.

    Recordando 100 años atrás

    Durante el encuentro de Macron y May en el Somme, recordaron que el 1 de julio de 1916 en este lugar tuvo lugar una de “las carnicerías humanas más grandes de la historia”, así lo recordó Macron. Donde los británicos, tras lanzar millón y medio de proyectiles sobre las posiciones alemanas, en un bombardeo que duró una semana, emprendieron a las 7:30 de la mañana un ataque brutal. En los 20 kilómetros del frente del Somme, 110.000 soldados británicos partieron al asalto.

     

    Representación de soldados franceses

    “Al acabar el día, 12.000 habían muerto y más de 45.000 quedaron heridos en tierra de nadie, cuyos gemidos se oyeron durante días. Fue el día más sangriento del Ejército británico (…) Una muestra de estupidez militar”, destacó el líder francés.

    Una maniobra sin imaginación precedida por un error de cálculo. Las trincheras alemanas era mucho más profundas y resistieron el bombardeo. Cuando terminó éste, simplemente, volvieron a emplazar las ametralladoras en sus posiciones elevadas.

    En honor a todos estos sacrificados se levantó el Memorial de Thiepval, obra de Edwin Lutyens, el mayor monumento funerario británico del mundo. “En sus muros están inscritos los nombres de los 72.000 desaparecidos entre el verano de 1915 y marzo del 1918 en los que la guerra se cebó en estas tierras hace 100 años y pareciera que fue ayer” destacó Macron, quien ofreció palabras de historia ante la ceremonia celebrada.

    También puedes leer…

     

    Fotos históricas de mujeres trabajando durante la primera guerra mundial

    Cinco de los peores ataques químicos en la historia

     

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...