• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    De los grandes músicos venezolanos, la obra de Antonio Lauro es conocida, estudiada e interpretada como parte del repertorio universal de la guitarra. Tal vez sea el único venezolano del siglo XX en alcanzar transcendencia musical logrando llevar la composición venezolana a los más renombrados recintos de la musicalidad mundial.

    Nacido en Ciudad Bolívar el 3 de agosto de 2017 en el estado Bolívar, este 18 de abril se conmemoran 22 años de su desaparición física.

    Su gran maestro fue Raúl Borges, pero antes estudió en la Escuela Superior de Música donde aprendió teoría, solfeo y luego composición. Además de la guitarra aprendió  a ejecutar otros instrumentos con otros grandes maestros como Vicente Emilio Sojo, Salvador Llamozas y Juan Bautista Plaza.

    Desde 1933 se dedicó  al estudio de la guitarra  hasta llegar a ser uno de los más celebrados ejecutantes de este instrumento y llegó a ser considerado el “Strauss de la guitarra” por el crítico inglés Johnn Williams.

    En su obra hay una gran presencia de lo venezolano. Al más hábil constructor de hermosos valses venezolanos le correspondió el mérito de haber llevado esta música a las más importantes salas de concierto de todo el mundo, la mayoría con nombres de mujeres que acompañaron a Lauro y a muchos guitarristas de primera fila del Siglo XX.

    Muchos de sus valses con nombre de mujeres son Natalia, de fama internacional y como nota curiosa, la ejecución de esa pieza es obligatoria para los estudiantes de guitarra, al momento de graduarse.

    Además de sus valses son también obras para la guitarra: Merengue (1940); Canciones infantiles y Fuga a dos voces (1944); Pavana al estilo de los vihuelistas (1948); y Suite venezolana (1952), por nombrar algunas.

    En la actualidad existe un Concurso Bienal Nacional de Guitarra con el nombre de Antonio Lauro en homenaje al músico.

    Cada año en Ciudad Bolívar y Ciudad Guayana, durante la semana de la fecha natal del maestro, se realizan conciertos de guitarra clásica interpretados por músicos locales e invitados, conmemorando así la gran vida y obras heredadas en estas regiones.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...