• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los clubes argentinos Boca Juniors y River Plate están convocados a disputar este sábado y por primera vez, en partido de ida y vuelta, la final de la Copa Libertadores 2018.

    En tal sentido, el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, pidió disfrutar este partidazo “en paz y en familia”.

    A su vez, el presidente del River Plate, Rodolfo D’Onofrio, hizo un llamado a “aquellos más radicalizados” a abstenerse, e insistió en que hay que demostrar que “en Argentina no hay grietas” y que el fútbol puede ser un puente de acercamiento entre clubes.

    “Cuando escucho por ahí que es la vida o la muerte, tantas tonterías (…) El que gane lo va a festejar y el que pierda lo va a sufrir, pero no nos cambia la vida”, aseveró.

    Al saberse que en este juego iniciarán su cruzada hacia la Copa Libertadores en condición de visitantes, manifestó que en su equipo se sentirán “más solos que nunca”, algo “normal y natural”.

    En este llamamiento de paz, el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, destacó la final como un hecho histórico, por lo que la hinchada de ambos equipos deberá disfrutar de este Superclásico.

    “No es más que un juego. Hay que transmitir buenos valores. El fútbol siempre dará revancha”, apuntó.

    La ida se jugará el sábado 10 de noviembre en La Bombonera, mientras que la vuelta será el sábado 24 de noviembre, en el Monumental.

    Mediante un comunicado, la Conmebol confirmó los criterios de desempate que regirán en la última final a doble partido en la competición, que incluirán un cuarto cambio en caso de haber tiempo suplementario:

    Por primera vez en una final de Libertadores se medirán Boca Juniors y River Plate, el superclásico del balompié argentino.

    Las finales se jugarán sin el valor agregado del gol de visitante.

    En caso de paridad en el saldo de goles tras los 90’ minutos del segundo partido.

    – Se disputará 30’ minutos de Tiempo Extra (Dos etapas de 15’).

    – De persistir la igualdad, se patearán penales.

    Durante el Tiempo Extra del segundo juego se podrá realizar un cambio más de jugador (cuarto cambio).

    Los dos cotejos definitorios contarán con la asistencia del videoarbitraje (VAR).

    Para esta contienda final, no entrará a regir el valor agregado del GOL DE VISITANTE. Premisa durante las fases previas del torneo (desde octavos) y, como lo viene siendo, desde el 2005, año de implementación de esta regla en caso de paridad en goles, pero que no se aplica a la serie final.

    En caso de igualdad en el saldo de goles, tras el segundo partido, se disputará 30’ minutos de TIEMPO EXTRA (dos etapas de 15’ minutos). Si el empate se mantiene, se recurrirá a tiros desde el punto penal, al mejor de cinco pateadores.

    Durante el Tiempo Extra del segundo juego, ambos equipos contarán con un cambio más (cuarto cambio de jugador).

    La ida se jugará el sábado 10 de noviembre en La Bombonera, mientras que la vuelta será el sábado 24 de noviembre, en el Monumental.

    ¡Insólito! Llaman River Plate a un bebé en Argentina

    https://www.elciudadano.cl/deportes/conflicto-en-medio-oriente-afectaria-a-boca-juniors-si-gana-la-libertadores/11/07/

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...