• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un nuevo capítulo del Clásico del fútbol venezolano entre el Caracas FC y el Deportivo Táchira (representación de Occidente) se vivió este lunes en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

    El encuentro no pasó del empate a un gol, sin embargo, la tensión dentro y fuera de la cancha generó enfrentamientos entre las hinchadas de ambos equipos, así como la expulsión de jugadores del terreno de juego.

    Ambas oncenas se median en la jornada 14 del Torneo Clausura 2018, en uno de los partidos más esperados por la afición del país suramericano.

    La pizarra la comenzaron abriendo los visitantes al minuto 42 de la primera parte por intermedio de Esli García, quien tras un fuerte remate desviado por la defensa Roja terminó al fondo del arco rival.

    Los de San Cristobal salieron en la segunda parte a ampliar la ventaja, con varias ocasiones que no fueron aprovechadas. Sin embargo, los de casa buscarían el empate hasta el final.

    Ya cuando se jugaba el minuto dos de reposición, Robert Hernández sacó un disparo desde fuera del área que terminó venciendo al guardameta andino , para colocar el 1-1 definitivo en el marcador.

    La violencia estuvo presente

    El juego entre ambas oncenas, en el terreno de juego se veía con bastante fricción, lo que es típico en este tipo de partidos, tanto que a ambos equipos les fueron expulsados jugadores para culminar el encuentro cada uno con 10 hombres.

    El goleador Esli García vio la tarjeta roja, mientras que por los de casa Facundo Moreira fue expulsado tras realizar una seña obscena contra el rival.

    Sin embargo, lo vivido en el terreno del Olímpico se trasladó a las gradas, donde se observaron enfrentamientos entre las hinchadas de ambas oncenas; siendo la tachiernese el que estaba en desventaja.

    En la segunda parte, los fanáticos del “Rojo” comenzaron a tirar piedras y botellas de vidrios contra los visitantes. Paralelo a esto, en el campo se produjo una pelea, lo que hizo que el principal del encuentro detuviera en cotejo durante 10 minutos.

    Si quieres conocer más de esta información, te invitamos a leer: 

    Suspenden partido de liguilla del fútbol venezolano por violencia en gradas

    La rivalidad entre Táchira y Caracas comenzó con un incendio

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...