• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El piloto de los Minnesota Timberwolves Derrick Rose resucitó la noche de este miércoles en la NBA, al lograr una marca personal épica en la victoria de su equipo, 50 puntos que lo reivindican de las lesiones que padeció tras su MVP con los Chicago Bulls en la temporada 2010-2011.

    Ha sido la marca más grande e importante de su carrera, y lo consiguió ante los Utah Jazz (128-125).

    Rose anotó medio centenar de puntos en tan solo 41 minutos que estuvo en la cancha. Es decir, cada canasta se produjo, en promedio, cada dos minutos.

    En detalle, se fue de la cancha con 19 de 31 tiros de campo, 4 de 7 en triples y 8 de 11 desde la línea de personal, capturó 4 rebotes y dio 6 asistencias. Además, puso el tapón definitivo para dar la victoria a su equipo ante Utah.

    Rose estuvo alejado de las canchas por un calvario de lesiones que casi lo obligan al retiro, pero volvió por todo lo alto y el público lo ovacionó. Los aplausos reconocieron su fructífera noche y, acto seguido, vinieron las lágrimas de emoción de parte del jugador.

    Rose es el MVP más joven de la historia de la NBA, con solo 22 años. Fue rescatado para los Timberwolves por el entrenador que mejor lo conoce, Tom Thibaudeu, a finales de la temporada pasada.

    A sus 30 años, regresó a las canchas de la NBA sin llegar a ser el mismo MVP del pasado, pero ha demostrado que sigue siendo una gran estrella.

    Al final del partido, destacó: “Simplemente he tenido mi noche y llevaba mucho tiempo esperándola. Mi trabajo aquí es el de ayudar a los chicos jóvenes a mejorar, como siempre he intentado hacer”.

    Por su parte, LeBron James dijo a través de su cuenta de Instagram: “Estoy extremadamente feliz y orgulloso de ti, hermano. He visto de primera mano lo mucho que has trabajado y dedicado a tu cuerpo, tu mente, etc, solo para poder jugar cada partido. Perseverancia es una palabra y es la definición perfecta de ello. Un saludo, hermano”.

    Equipo de básquetbol en Estados Unidos pierde título ganado en 2013 por escándalo con prostitutas

    Una misteriosa muerte enturbia un caso de violación que involucra a un NBA

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...