• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El entrenador argentino Diego Armando Maradona, actualmente en el Dorados de Sinaloa, “no para el pico” y sus expresiones contra el arbitraje de Alan Enrique Martínez Vega le han costado caro, pues la Federación Mexicana de Fútbol le impuso una multa económica.

    Está acostumbrado a dar de qué hablar, y la decisión fue tomada por el organismo rector del futbol mexicano luego del juego del Dorados ante el San Luis, el pasado 10 de noviembre, cuando se celebró la jornada 15 de la Liga de Ascenso MX.

    “El Pelusa” fue investigado por parte de la Comisión de Arbitros y se consideró que Maradona faltó a varios artículos del Código de Ética y por ello se hizo acreedor a una multa, cuyo monto no se informó.

    El comunicado oficial de la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol expresó: “Se impone una sanción económica por infringir los artículos 8, 10, 11 y 28 del Código de Ética de la FMF”.

    ¿Qué estuvo mal?

    En aquel entonces, el astro argentino dijo lo siguiente: “Que me gane el árbitro no me gusta, que me ganen en la cancha. Amonestó a todos los jugadores nuestros que pasaban de lado. No quiero hablar mucho de él (…) Porque si sigo hablando, diré barbaridades”.

    Su queja no paró allí: “Estamos amargados por el empate, no fuimos agraciados por el árbitro, que pitó todas las pelotas divididas en nuestra contra (…) Esperó a que ganáramos la pelota y ahí pita el final. Quiero seguir creyendo en la gente, pero jugar 12 contra 11 y luego 12 contra 10 -tras la expulsión de Córdoba- es imposible“.

    En la acostumbrada rueda de prensa, prosiguió: “Que vean el partido las autoridades y aceptaría mi error, pero el equivocado esta vez fue el árbitro, que estuvo en contra de Dorados”.

    Tales aseveraciones pasaron a engrosar su lista de amonestaciones y a ser el segundo castigo que recibe Maradona desde su llegada al Dorados de Sinaloa. El primero ocurrió cuando fue suspendido un juego, tras ser expulsado en el partido de ida por los cuartos de final ante el Mineros de Zacatecas.

    La batalla continúa en el Dorados

    Su equipo se enfrenta este jueves contra el Atlético de San Luis y el domingo en la final del Torneo Apertura 2018. De ganar, peleará por la final del ascenso a Primera División con el campeón del Clausura 2019.

    Diego no pasa la página

    Al increpar al juez central en el último partido del torneo regular, el argentino comparó la actuación de los jueces con el del excolegiado mundialista uruguayo Edgardo Codesal, quien dirigió la final que perdió Argentina ante Alemania en el Mundial de Italia 1990.

    Lo peor es que sus comentarios tuvieron una estocada que seguramente ahora se arrepiente: “No quiero remontarme a tiempos de Codesal, porque si sigo hablando, diría barbaridades“, dijo.

    Una pizca de sus antecedentes

    El historial de lo que dice o hace Maradona en el entorno futbolístico, sin duda alguna, trae cola y siempre causa controversia y genera titulares en los medios.

    Por solo mencionar alguno, se pudiera recordar la vez en que la federación de Emiratos Árabes Unidos (EAU) lo sancionó, siendo técnico del Al Wasl, con tres partidos de suspensión, 2.700 dólares y el doble de esta multa a su equipo, por discutir con su colega Cosmin Olaroiu, entrenador del Al Ein.

    Inicia el reto de Maradona: Llevar a Sinaloa a la Primera División de México

    Maradona: “Si fuera seleccionador argentino no llamaría a Messi”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...