La recibe con la pierna izquierda y la controla con el pecho. Toca con la derecha, después vuelve a la izquierda y… hasta el infinito y más allá. Todo iba bien: el público se convenció de su talento con el balón, de sus dotes con el toque, hasta que se cayó al suelo. El entrenador de la selección de Zambia, Wedson Nyirenda, acaparó la atención del encuentro que este sábado enfrentaba a su equipo contra Camerún para la clasificación de la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Nyirenda recibió un balón de su defensor y, tras un espectáculo digno de Ronaldinho, se tropezó con una hielera y llegó la caída. Estrepitosa. Y extremadamente viral.

Zambia y Camerún empataron 2-2, por lo que ambos equipos se quedan sin la posibilidad de participar en el Mundial de Rusia.

No Hay Más Artículos