• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La adolescente palestina Ahed Tamimi cumplirá ocho meses en una cárcel israelí luego de llegar a un acuerdo con la fiscalía militar de ese país, según informó esta mañana el periódico Haaretz.

    Los detalles de la negociación aún se desconocen, pero se esperaba que su condena alcanzara los diez años de privación de libertad. Esta mañana, trascendió que Tamimi se declararía culpable de cuatro cargos de agresión, de los cuales uno correspondería al hecho de haber lanzado piedras contra los militares que ingresaron a su casa. Esto aún debe ser aprobado por el tribunal militar.

    Tamimi, de 17 años, fue arrestada el 19 de diciembre de 2017 por el ejército de ocupación sionista desde su casa en la aldea de Nabi Saleh, Cisjordania, ocupada desde 1967, luego que se difundiera un viral en el cual aparece tirando piedras y abofeteando a los soldados israelíes. Esto porque el ejército de ocupación estaba en su domicilio cuando le dispararon a su primo en la cabeza.

    Su juicio ha sido aplazado unas cuatro veces desde diciembre, tiempo en el que Ahed ha permanecido bajo custodia policial. Las sesiones se han realizado sin prensa ni público, tal como lo ha ordenado la justicia israelí.

    “La presentaron como si fuera un trofeo”

    Gaby Lasky, abogada de Ahed Tamimi y ex secretaria de la organización Peace Now en Israel, ha denunciado que la joven fue detenida a las cuatro de la madrugada y que “los soldados que entraron en su casa la sacaron de la cama y la presentaron a sus superiores como si fuera un trofeo”.

    “Desde que metieron en la cárcel a Ahed Tamimi no le han permitido cambiarse de ropa. El objetivo es romperle la moral”, denunció Lasky.

    La detención y juicio de Ahed Tamimi se ha conocido mundialmente y ha ganado apoyo internacional, tanto de organizaciones sociales, ONGs, políticos e incluso, la ONU, quienes han solicitado su liberación. Es más, una petición en Internet que reclama por su injusto encarcelamiento ha sido firmada por más de 1.7 millones de personas alrededor del mundo. En Chile y en otras latitudes, el 8 de marzo hubo organizaciones que sostuvieron su bandera de lucha en las calles para reivindicarla y enviarle solidaridad.

    La defensora de Tamimi argumentó también que la joven está en una cárcel israelí, “lo que vulnera la Cuarta Convención de Ginebra, que prohíbe que un ciudadano de un territorio ocupado esté en una prisión de un país ocupante”, apunta la abogada.

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...