• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    América Latina y el Caribe son unas de las regiones del mundo en la que los matrimonios infantiles no han logrado disminuir durante la última década.

    Se estima que alrededor de 20 millones de niñas en América Latina y el Caribe se habrán casado para el 2030, según advirtió el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

    Un 25% de jóvenes se han casado antes de los 18, indicó Shelly Abdool , asesora regional de género de la Unicef.

    “Tenemos que acelerar los esfuerzos como unas 200 veces más para alcanzar las metas de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible en ese sentido”, señaló Abdool.

    La asesora regional de género de la Unicef  indicó que, hay que tomar acciones aceleradas para invertir en planes que ayuden a disminuir el matrimonio infantil hasta llegar a una tasa del 0%. Los jóvenes menores de 18 años, están en una etapa de sus vidas donde su acción principal debería ser el estudio y la proyección profesional que impulse a una mejor calidad de vida.

    Si no se toman medidas políticas urgentes ante estos temas en América Latina y el Caribe, para el año 2030 estas regiones del planeta pasarán al segundo lugar después de África, alertó Abdool.

    Informes de la Organización de las Naciones Unidas  (ONU)

    Según la ONU,  América Latina y el Caribe son la segunda región en el mundo con mayor cantidad de embarazos adolescentes, tema muy relacionado con los matrimonios infantiles.

    Estos temas, no son de discusión ni en la política, ni en lo social de esta región, existe silencio, afirmó Abdool.

    Si una niña menor de 18 años se embaraza, por lo general la familia hace que se casen y esto con la única razón de evitar lo que muchos conocen como la deshonra, puntualizó la representante de la Unicef.

    Del mismo modo, dijo, las uniones tempranas no matrimoniales son más frecuentes que las realizadas de manera formal y legal.

    Seguidamente, la representante comentó que muchas de estas jóvenes cuando ya tienen su primer bebé y continúan en su matrimonio, por lo general, no son orientadas a la planificación familiar; para que este matrimonio infantil puedan encaminar a una mejor calidad de vida.

    Mientras que para María Cristina Perceval, directora de Unicef para América Latina y el Caribe, las niñas que son obligadas a casarse o convivir en pareja antes de cumplir los 18 años pierden oportunidades para desarrollarse en la vida.

    También, informó que las cifras de matrimonios infantiles y las uniones tempranas entre niñas indígenas en zonas rurales y con bajos ingresos, son mayores que en las áreas urbanas.

    Campañas de Iniciativas

    La Unicef, el Fondo de Población de Naciones Unidas y ONU Mujeres, buscan reforzar la legislación e impulsar acciones conjuntas contra el matrimonio infantil, orientar sobre la prevención del embarazo prematuro y la no violencia; tanto en instituciones educativas como en las comunidades, haciendo énfasis en cada núcleo familiar.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...