• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Esta es la historia de los leones Sasha, Kimba, Nena, Tarzán y Tanya, rescatados luego de que en abril entrara en vigor el artículo 55 de la Ley de Protección Animal, la cual prohíbe el uso de animales en espectáculos públicos en Guatemala.

    “Este es un nuevo comienzo para estos animales, nunca más se verán obligados a actuar o ser golpeados hasta la sumisión. Su sufrimiento ha terminado y esperamos que el público nos ayude a darles una vida mejor y más rica”, dijo el presidente de Animal Defenders International (ADI), Jan Creamer, organización que los rescato y trabaja para dar mejores condiciones de vida a estos animales.

    ¿Cómo los rescataron?

    1. La primera tarea fue establecer un centro de rescate temporal en La Democracia, Escuintla, donde los animales retirados de los circos podían ser atendidos hasta su traslado a sus recintos permanentes.
    2. ADI negoció la entrega de los animales y entre estos también han sido rescatados los tigres Sol, Luna, Sasha, Kumal, Jade, Kimba, Simba y Max.
    3. La organización ha construido recintos de ejercicio para los animales, los espacios tienen césped, llantas oscilantes y bolsas con heno.

    Estos recintos son el mayor espacio que estos grandes felinos han conocido. Además, cuentan con áreas para que se ejerciten, lo que es vital para mantener a los animales entretenidos y saludables y fortalecer sus músculos.

    ¿Cómo respondieron los animales?

    Sasha fue la primera en caminar con cautela por la hierba. “Libres de ser ellos mismos, los personajes de los leones comenzaron a surgir. Sasha y Tanya liderando sus orgullos se enfrentaron a través de la valla antes de mantener una mirada cautelosa el uno al otro”, cita la información de ADI.

    Además, “Kimba, jugó con todo, rodando en el heno, recogiendo todos los troncos y balanceándose de un neumático. Nena estaba igual de juguetona, luchando con uno de los juguetes gigantes de hierba gatera y lanzándolo al aire. Tarzán silenciosamente exploró, pero solo comenzó a jugar realmente con un neumático en su segundo día”.

    ADI rescató de los circos a varios felinos que han sido mutilados para quitar sus garras y al menos dos de los animales necesitan tratamiento para reparar los dientes dañados.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...