• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Estados Unidos (EE. UU.) y la Comisión Europea lograron dar un paso adelante y hacer una pausa en la guerra comercial que iniciaron desde hace dos meses, al acordar un grupo de trabajo para negociar divergencias arancelarias.

    La medida fue asumida este miércoles luego de una reunión entre los jefes de gobierno Donald TrumpJean-Claude Juncker, con la que se logró frenar las constantes ofensivas y contraofensivas comerciales.

    Ambos representantes gubernamentales se manifestaron satisfechos por llegar a esta decisión. “Pondremos en pausa futuros aranceles y reevaluaremos los impuestos al acero y el aluminio”, dijo Juncker.

    Por su parte, el primer mandatario de EE. UU. destacó que “es un gran día para el comercio libre y justo” y adelantó que trabajarán para reducir a cero los impuestos en algunos bienes industriales, así como reformar la Organización Mundial del Comercio.

    Mientras se lleven a cabo las conversaciones, ninguno de los dos bloques impondrá nuevas barreras comerciales al otro, por lo que quedan suspendidos los impuestos estadounidenses a los coches europeos y la pertinente represalia comunitaria.

    El objetivo es que el grupo de trabajo se reúna durante los próximos 10 meses, aunque no hay un calendario preciso para levantar los aranceles actuales. “Acordamos que, si estamos logrando suficientes progresos en otros asuntos, esto se puede hacer de un día para el otro”, puntualizó el diplomático europeo.

    Relación ganar – ganar

    Con este avance, inicia una nueva fase en la relación ganar – ganar, para avanzar hacia la reducción de aranceles, fortalecer la cooperación energética, abrir un diálogo sobre estándares de facilitación comercial y colaborar en una reforma de la OMC.

    No obstante, a pesar de la tregua, hasta que no se alcance un entendimiento, se mantendrán los aranceles al acero y al aluminio decretados por Washington y las represalias de Bruselas, reseña El País.

    Por otra parte, la Unión Europea se comprometió a importar más soja y gas natural licuado procedente de la nación norteamericana, lo que podría rebajar su dependencia de la Federación de Rusia.

    Guerra arancelaria de EE. UU. incrementa precios de autos Ford y GM

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...