• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A comienzos de esta semana inició en Estados Unidos el primer juicio a la empresa Monsanto por el uso de uno de sus pesticidas. El proceso se logró con la demanda de Dewayne Johnson, un estadounidense de 46 años que fumigó con el producto Roundup por más de dos años y acusa al gigante agroquímico de ocultar pruebas de que su agrotóxico causa cáncer.

    Se trata del primer juicio relacionado con ese producto y sus posibles efectos cancerígenos, y está previsto que dure al menos tres semanas en San Francisco, en la costa Pacífico de EE. UU.

    Monsanto siempre negó cualquier conexión entre el cáncer y el glifosato, sin embargo, en California el glifosato figura en la lista de cancerígenos. En ese Estado, todo fabricante que tenga conocimiento del carácter cancerígeno constatado o presunto de un producto debe obligatoriamente hacerlo figurar en el envase.

    “No es culpa de la suerte”

    David Dickens, del bufete de abogados Miller, especializado en la defensa de personas víctimas de productos defectuosos, es uno de los abogados de Johnson e informó que a su cliente le diagnosticaron un linfoma de Hodgkin incurable hace dos años.

    “No es culpa de la suerte”, no se debe a un problema “genético”, “es por su exposición continua al Roundup y a Ranger Pro (un producto similar de Monsanto), que él roció entre 2012 y 2014 en los terrenos escolares de la ciudad de Benicia, en California (oeste), explicó Dickens.

    “Y eso podría haberse evitado”, aseguró tras acusar a Monsanto, que acaba de ser adquirida por la alemana Bayer, de ocultar deliberadamente al público la peligrosidad de sus productos.

    Se trata de un juicio que podría ser millonario para la empresa de agrotóxicos, pero que será difícil de ganar para Johnson, debido a que sus abogados deben demostrar un vínculo entre su enfermedad, que le causa muchas lesiones cutáneas, y la fumigación del glifosato.

    Monsanto rechaza las acusaciones

    “¿Es la exposición de Johnson al glifosato lo que le causó cáncer?”. Para Sandra Edwards, del despacho de abogados Farrella, Braun y Martel, una de las abogadas de Monsanto no, “no causó su cáncer”.

    Durante el juicio, “verán mucha información y ciencia”, asegura, señalando que ha habido “estudios que han seguido por años y años a personas que han utilizado estos productos”, sin concluir que les provocaron cáncer.

    Linda Wells, de la ONG de combate a los pesticidas Pesticide Action Network North America, reconoce que “legalmente, es extremadamente difícil responsabilizar a una compañía por casos específicos de cáncer u otras enfermedades relacionadas con pesticidas”.

    Pero “si el señor Johnson gana este caso, será un gran golpe para toda la industria de pesticidas”, consideró Wells.

    El glifosato fue introducido en 1974 en el producto “RoundUp”, de la gigante de los químicos y transgénicos Monsanto

    Roundup = Glifosato

    El Roundup es uno de los herbicidas más utilizados en el mundo, se comercializa desde hace más de 40 años. El producto contiene glifosato, una sustancia muy controvertida que es objeto de estudios científicos contradictorios sobre su carácter cancerígeno.

    Aunque hay cientos e incluso miles de procesos en marcha en Estados Unidos contra el gigante agroquímico, la demanda de Dewayne Johnson es la primera relacionada con este producto y sus posibles efectos cancerígenos que desemboca en un juicio.

    El mayor de los venenos

    La investigadora e ingeniero químico brasileña Sonia Corina Hess considera que el “glifosato es el mayor de los venenos”. De acuerdo con sus analisis, el glifosato no sólo puede causar cáncer, sino muchos otros problemas de salud.

    “El efecto del glifosato en el cuerpo humano es muy grave, porque bloquea la producción de aminoácidos esenciales. Además, causa depresión porque bloquea la acción de los neurotransmisores y causa autismo porque bloquea la producción de aminoácidos esenciales para el desarrollo del cerebro”, explicó.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...