Rusia llevará a cabo un rescate bancario debido a la crisis monetaria, mientras que los bajos precios para las compras navideñas se acaban

putin

La moneda rusa se está recuperando poco a poco tras sufrir su caída más devastadora en años. Para evitar una depresión grave, el gobierno de Rusia decidió impulsar a sus bancos con el 10% de un fondo soberano, este lote suma unos 6,540 millones de dólares, según la agencia de noticias RT. La legislación que regula este rescate bancario aplicará a los bancos más grandes, mientras otros como Sberbank, Gazprombank y VTB, muchos de ellos son sancionados y bloqueados de los mercados occidentales, según la fuente de información rusa.

En Rusia, muchos culpan a las sanciones impuestas por el occidente. El presidente mantuvo que el rublo se va a recuperar sin riesgo de recesión. Sin embargo, representantes de la prensa de sus países vecinos expresaron su preocupación por la crisis financiera, y su potencial efecto en las naciones centroasiáticas.

“Kazajstán, así como la Federación Rusa, son productores de gas y petróleo, por lo que independientemente de la integración bajo la Unión Económica Euroasiática, de una manera u otra, Kazajstán – así como Rusia – se enfrentan a un desfavorable escenario ante los mercados extranjeros,” señaló Putin.

La UEE entrará en efecto a partir de enero del próximo año, Rusia, junto a Kazajstán, Belarús, Kirguistán y Armenia cooperarán económicamente dentro de está organización monetaria. La península de Crimea, como es de facto parte de Rusia, también será integrada en la cooperación económica.

“¿Seremos capaces de manejar esta situación? Ya he dicho que, inevitablemente, vamos a salir de esta situación con resultados positivos,” señaló el presidente en la pauta de prensa. “Debido al crecimiento económico global y la demanda de recursos energéticos que tenemos ahora y que tendremos en el futuro, de una forma u otra, nuestras economías se adaptarán a los bajos precios de los recursos energéticos.”

Tras las declaraciones sobre la situación financiera que hizo el presidente Vladimir Putin ayer, la bolsa rusa vio una reacción positiva y, a pesar de la crisis monetaria, los rusos han salido a comprar en forma extrema, por los precios bajos que se mantenían hasta el jueves. La caída del rublo coincidió con la temporada de compras navideñas, el clímax del consumismo ruso (igual como en muchos otros países) de todo el año. Sin embargo, los negocios en Moscú se llenan de promociones y el comercio vive un gran impulso como resultado.

“Es una manera de protegerse contra la inflación. La gente usa sus ahorros del banco y compran productos que duran por harto tiempo. Ayer vi un chico que salió de una tienda con cuatro o cinco televisores,” contó Denis Denis Davydov, analista financiero en el banco Nordea en Rusia, al diario europeo Aftonbladet.

Según él, se ha vuelto más difícil cambiar el rublo por dólares.

“En los bancos más pequeños y bancos de ciudades chicas no tienen dolares para cambiar, no tienen billetes extranjeros. En general es mucho más difícil cambiar, porque el intercambio de las tarifas varía demasiado. Muchos bancos han implementado sus propios márgenes de seguridad en sus tasas de cambio,” señaló el analista.

Sin embargo, es una cuestión de tiempo para la juerga de gasto. La empresa Apple ya ha cerrado todas sus ventas en internet para el mercado ruso.

“Hemos cerrado nuestra tienda online debido a las variaciones extremas del rublo. Ahora averiguamos cómo vamos a poner los precios,” declaró un portavoz de la compañía de tecnología a la agencia de noticias AFP, según Aftonbladet.

Varias empresas grandes han cambiado sus precios debido a la crisis monetaria rusa, este día martes,  llamado “martes negro”, provocó a las compañías internacionales cambiar sus precios por la pérdida de valor de la moneda. Ante el dólar y el euro el rublo perdió un cuarto de su valor en las tarifas de cambio, algo que es un mínimo histórico, el país no ha visto una crisis monetaria de esta amplitud desde el año 1998. Las empresas de automóviles como General Motors, Land Rover y Audi han suspendido sus entregas al país. La corporación multinacional de muebles, IKEA, señaló anteriormente que iban a mantener sus precios en Rusia para el resto del año, pero ahora han cambiado su estrategia. Miles de rusos compraron productos para su hogar, y especialmente nuevas cocinas, antes de que subieran los precios el jueves.

“Se cambian los precios de los closet, las cocinas y los sistemas de almacenamiento,” señaló Maria Tikhovna, jefa de comunicaciones de la empresa, reportó el periódico europeo. “Nosotros estamos esforzándonos al máximo para aliviar los efectos de los cambios.”

Aproximadamente un 60% de todos los productos en el mercado ruso es producido por la industria nacional, sin embargo, la cotización y cambios en los precios de materias primas afectan al comercio del país. Este último año, el rublo ha perdido casi un 50% de su valor, durante la semana el banco central ruso subió la tasa clave con 6,5% (un cambio chocante de un 10,5% al 17%).

Al mismo tiempo, el presidente de EUU, Barack Obama, impuso nuevas sanciones contra Rusia y está ofreciendo apoyo militar a los ucranianos en el conflicto bélico que sufre el país. La crisis financiera de Rusia se atribuye a las sanciones de Occidente, la caída del precio del crudo a nivel mundial, y su involucramiento en el conflicto ucraniano. Todos estos factores se agregan a una situación donde el rublo desde antes ya se encontraba en malas condiciones.

 

Sandra Segall
El Ciudadano

4,169,434FansMe gusta
114,688SeguidoresSeguir
290,200SeguidoresSeguir
16,253SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Assange o la impunidad

Por Baltasar Garzón La amenaza que veíamos venir desde hace tempo se ha hecho realidad. Reino Unido, tras violentar durante estos años todas las normas...