• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Resulta extraño ver a la ultra conservadora diputada Marcela Cubillos llamando a votar por el proyecto de LGE presentado por Bachelet. Síntoma de una extraña transición que tuvo todo el día de hoy a la derecha cuadrada tras la presidenta. En las calles el rechazo se hizo sentir. Protestas en Santiago, Valparaíso, Temuco, Talca, Concepción y otras ciudades congregaron a 15 mil personas. Hasta ahora se cuentan 292 detenidos, muchos de ellos adolescentes, quienes han sido mantenidos de pie bajo la lluvia durante más de 5 horas en la comisaría de Ñuñoa.

    Temprano partieron las protestas el día de hoy contra la Ley General de Educación, LGE. A las 7 y media de la mañana estudiantes de la Usach levantaron barricadas en la Alameda. Dos horas más tarde comenzaban a llegar estudiantes secundarios y universitarios a Tobalaba con Providencia para iniciar una marcha hacia el Parque Bustamante. Pese a que carabineros de la 17° comisaría de Las Condes registró arbitrariamente a muchos de ellos, en un momento hubo cerca de 5 mil estudiantes dispuestos a marchar por Providencia.

    Argumentando la falta del permiso por parte de la Intendencia, Fuerzas Especiales de Carabineros impidieron el libre tránsito por el sector y el carro lanza agua emprendió contra los estudiantes. 3 de ellos resultaron heridos.

    La acción provocó la rabia de los estudiantes, quienes respondieron a la arremetida policial en distintas esquinas a lo largo de Providencia. Hubo resistencia a la policía en Pedro de Valdivia, la Costanera Andrés Bello, Antonio Bellet y en el Parque Bustamante. Cerca del mediodía la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile servía de refugio a los estudiantes.

    Sobrepasados por la resolución de los estudiantes de ejercer su derecho al libre tránsito, la policía terminó por dejar marchar a los estudiantes hacia el Parque de la Aviación por la calzada norte de Providencia.

    Cerca de las 2 de la tarde, miembros de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile se tomaron las sedes del Partido Radical Social Demócrata (PRSD) y del Partido Socialista (PS). En la Usach hubo nuevamente barricadas, en las que se detuvo a 17 universitarios.

    Los detenidos durante la jornada fueron enviados a distintas comisarías de Providencia y Ñuñoa. En esta comuna aún hay padres afuera de una de ellas esperando que les entreguen algunos de los 122 detenidos llevados allí. Fabiana Fuentes, una de las detenidas, acusó que a niños de 13 y 14 años se les mantuvo de pie en un patio bajo la lluvia durante 5 y 6 horas.

    En Talca, unos quinientos estudiantes marcharon por las calles de la ciudad, desde la plaza La Loba hasta la Plaza de Armas, donde se hizo un acto cultural. El dirigente  estudiantil, Felipe Blaset, dijo que “exigimos el fin al lucro a la educación, porque hoy se vota el proyecto de ley y creemos que éste no ampara la educación pública, como corresponde, porque nos está dejando de lado”.

    En Concepción, hubo protestas de los estudiantes de la Universidad Santa María de Concepción, quienes se enfrentaron a carabineros.

    En Temuco, cerca de mil estudiantes de enseñanza media y de las univerdades de La Frontera y Católica de Temuco marcharon por el centro de la ciudad hasta la intendencia, donde simularon un velorio, por la muerte de la Ley de la educación chilena. Luego llegaron al cementerio general, en donde quemaron un ataúd, con el cual simulaban destruir el actual sistema de educación.

    Controles inusuales en la carretera

    Desde Chiloé, Atacama y diversas otras ciudades llegaron profesores a Valparaíso convocados por el colegio de la orden. Claro que en la ruta Santiago-Valparaíso fueron constantemente hostigados por carabineros, quienes extrañamente realizaban controles de identidad en los buses del magisterio.

    El mayor de la 26 Comisaría de Pudahuel, Marcelo Avalos, justificó la acción señalando que “este es un control debido al incremento de buses que están circulando en este momento hacia la Quinta Región. Han pasado cerca de 30 buses que normalmente no circulan. Estamos verificando que cuenten con las condiciones de seguridad y que posean la documentación necesaria”.

    Cientos de profesores fueron retenidos en el control policial de Placilla. La situación fue tan grosera, que el presidente del magisterio, Jaime Gajardo tuvo que comunicarse con el ministro Viera Gallo para que éste ordenara a la policía a respetar el libre tránsito de los docentes.

    Guillermo Scherping, dirigente del Colegio de Profesores, señaló a El Ciudadano a las 12 y media que “hay muchos buses detenidos en la carretera que han sido detenidos y hostigados por carabineros, con tal de impedir que estén acá”.

    Pese al control policial, unas 12 mil personas llegaron a la Plaza Sotomayor en Valparaíso para marchar en dirección al Congreso, entre profesores y estudiantes.

    A un acto realizado en el Parque Italia de la ciudad llegaron los parlamentarios Jaime Mulet, René Alinco, Pedro Araya, Carlos Carlos Olivares, Marco Enríquez Ominami y Eduardo Díaz. El diputado Olivares comentó a El Ciudadano que “vamos a rechazar la LGE porque hay vastos sectores del país que no están de acuerdo, faltó el debate y es necesario abrir el debate. Hoy existe un acuerdo cupular respecto a la LGE. Muchos profesores y padres apoderados están rechazando la ley. No se puede legislar así. La única arma que tenemos los diputados es votar en contra”

    La columna de profesores y estudiantes se extendió por 15 cuadras de Valparaíso y llegó al Congreso cerca de la una de la tarde. Allí rejas verdes impedían el paso y un grueso contingente policial estaba esperando actuar. Como no hubo mayor provocación por horas se mantuvieron los manifestantes, quienes desarrollaron actos artísticos e irónicos respecto a la LGE.

    Scherping señaló que “si la ley es aprobada, será una ley desconocida por los docentes y seguiremos movilizados. Esta manifestación demuestra además la agotación del modelo de acuerdos que ha existido en la transición. Se agotó la paciencia. Se está criminalizando a los jóvenes que rechazan la LGE; se hostiga a los profesores para que sancionen a los estudiantes movilizados. La respuesta no será otra que seguir en la calle”.

    Por su parte, el diputado Marco Enríquez Ominami, dijo que “me parece indignante la satanización que ha habido de las protestas estudiantiles. Por eso estamos acá algunos diputados, validando el derecho a manifestarse. Se está llegando a un punto crítico en este país, en el que marchar pareciera que es un delito”

    Enríquez agregó que “lo más probable es que este acuerdo se apruebe con los votos de la derecha”.

    Anibal Griño, dirigente del Liceo Amunátegui, con 2 meses ya en movilización, señaló que “ellos dicen que no tenemos argumentos porque no nos han escuchado. Cuando así ocurra van a darse cuenta del porque estamos contra la LGE. Tal proyecto de ley no satisface las necesidades demandadas el 2006 y lo que los estudiantes necesitamos hoy como marco educativo”.

    Gabriel Palma, presidente del Centro de Alumnos del Liceo Barros Borgoña acusa “mucha represión el día de ayer en que nos desalojaron. Hubo 14 alumnos detenidos y la dirigenta del Centro de Padres, que fue golpeada brutalmente por carabineros. Un ciudadano, alumno o persona que sale a la calle a votar, no es porque no tenga representatividad como dijo la ministra hace unos días. Si salimos a la calle es porque tenemos argumentos bastante válidos que hemos recogido luego de más de 3 días de discusión, por lo menos en nuestro liceo”

    Acuerdos de última hora y ministra mentirosa

    Jaime Gajardo sostuvo que “queremos un proyecto que esté en sintonía con la gente y no que la educación esté en manos de pequeños grupos: En varias oportunidades se ha discutido sobre educación en la vía republicana, pero se ha hecho entre cuatro paredes y en esta oportunidad con una ley express, queremos una ley donde participen todos los sectores del país”. Además agregó que “para deponer el paro esperamos que se rechace este proyecto de ley, pero si no es así volveremos a la carga porque tenemos claridad que lograremos una verdadera educación de calidad para nuestro país”.

    En su discurso, la ministra de Educación, Mónica Jiménez, trató de seducir a los parlamentarios que no hay mejor proyecto de Ley que éste. Calificando la LGE como “un paso histórico”, la tribuna de la Cámara mostró su rechazo dándole la espalda. Una vez finalizado el discurso los profesores que allí estaban le gritaron “ministra mentirosa” y un estudiante le gritó: “mientras el pueblo se caga de frío a fuera del congreso, usted está acá sentadita pidiendo a los parlamentarios que aprueben una ley que no se ha discutido con los estudiantes”. Obvio, que el joven fue retirado del lugar.

    Para mañana la orden del día de la Cámara es la discusión inmediata de la LGE a las 13: 00 horas. Durante la tarde el vocero de Gobierno, Francisco Vidal, anunció que los partidos de la Concertación aprobarán en general la Ley  de Educación que se discute este miércoles en el Congreso y que, en cuanto a las indicaciones, los parlamentarios quedan en libertad de acción.

    Vidal dijo que este consenso se logró luego que el Ejecutivo se comprometiera a firmar mañana un acuerdo que dice relación con un fortalecimiento integral de la educación pública. Se convocaría a todos los actores educacionales a que entreguen su visión de la educación pública y puedan consensuar un segundo proyecto de ley antes de que finalice el mes de julio.

    Esto ocurrió luego del rechazo manifestado a la iniciativa durante el día de parte de parlamentarios oficialistas, a quienes la propia Bachelet llamó intentando persuadirlos de que aprueben la LGE. Esta tiene el respaldo de los 53 diputados de la UDI y RN. Bachelet bien sabe para quien trabaja.

    Cualquier denuncia de maltrato policial se ruega hacerla llegar a la recién conformada Defensoría Popular. El correo de contacto es [email protected]

    Fotos y texto:Mauricio Becerra

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...