• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El destacado economista chileno, Julián Alcayaga, experto en el tema del metal rojo, en su juventud fue pirquinero y además estuvo preso por diferencias con la dictadura militar. Actualmente integra el Comité de Defensa y Recuperación del Cobre. El Ciudadano conversó con este personaje, y esto fue lo que respondió:


    julian alcayaga
    ¿Cuánto de chileno tiene el cobre?
    – Constitucionalmente el cobre es chileno. Sin embargo, 2/3 de este mineral están siendo explotado por empresas extranjeras, las que no aportan nada a nuestro país. Esa es la realidad que el pueblo chileno no conoce.

    Usted se ha referido al Royalty 2, como una gran mentira, ¿cuál es su verdad al respecto?
    – Más que una gran mentira, es una traición a los intereses nacionales; porque se le dice a la gente que ganamos más, cuando la verdad es que ganamos menos, y además se le da una invariabilidad tributaria durante quince años al cobre, para que no se vuelva a hablar del tema con las empresas.

    Usted interpuso una demanda judicial por la sobreexplotación del cobre, ¿qué ha pasado con la resolución?
    – Esta es una demanda de acción popular, la que costó mucho notificar a las empresas. Ellas pusieron excepciones dilatorias donde el juez, hace 3 meses está esperando dar la razón a nosotros o a las empresas para ver en qué continúa el caso, por lo que aún está en veremos.

    Además existe un ítem que habla de daño moral hacia los chilenos…
    – Nosotros finalmente, para adaptarnos a la excepción dilatoria, suprimimos las indemnizaciones por daños materiales y morales. Lo que estamos pidiendo ahora, es que las empresas no vuelvan a sobreproducir. Eso está dentro de lo que nos permite la acción popular y eso es lo que tiene que resolver el juez.
    ¿Qué sucede con las bacterias que se supone favorecerían la producción de cobre?
    – Eso no va a multiplicar mayormente la producción de cobre, lo que hará será facilitar que algunos yacimientos que en la actualidad son difíciles de ser explotados, puedan serlo. Pero eso va a tardar algunos años y no afectaría mayormente a la producción por ahora, siempre y cuando Chile tome las medidas necesarias, ya que es muchísimo el daño que produce a la economía la sobreproducción. Es necesario que la Presidencia y el Ministerio de Minería, tengan la claridad suficiente para entender que somos nosotros los que tenemos que manejar el precio, no lo que el mercado nos imponga. Nosotros somos el mercado.

    ¿Existe la posibilidad de un sustituto del cobre?
    – No existe ninguna posibilidad de sustitución del cobre, desde hace 40 años el aluminio está reemplazando al cobre en cables de electricidad de alta tensión, la fibra óptica lo ha reemplazado en las telecomunicaciones, el plástico en las tuberías y cañerías; pero esto ha estado pasando hace mucho tiempo. Sin embargo, el cobre ha aumentado su consumo en 5 veces desde hace 50 años, entonces no existe ninguna posibilidad de total sustitución, esa es una propaganda que han inventado las empresas para que nosotros no les pidamos que paguen impuestos. Sólo voladores de luces.

    Con respecto las peticiones y lo que lograron. ¿Qué opinión tiene de la huelga que hace poco sostuvieron los trabajadores de La Escondida?

    – Los trabajadores de las grandes empresas mineras trabajan en condiciones muy graves, ya que tienen que trabajar en turnos de 12 horas al día, y eso que no se cuenta el trayecto en la máquina hacia la labor, lo que sumaría en total como 14 horas diarias. Si bien, un minero a veces gana más que un trabajador de otros rubros, hay que darse cuenta de las condiciones en las que se desempeñan. Además que las utilidades de las empresas no se reflejan en los salarios de los trabajadores. El acuerdo entonces no fue tan positivo, pero sí lograron una parte de lo que estaban solicitando. Además sirve para que otros rubros tengan fuerza en reclamar lo que les parece justo.

    Usted fue pirquinero…

    – Bueno, cuando yo trabajé en la mina era muy joven y me interesaba entonces disfrutar de la vida y pasarlo bien. Ya era militante de la juventud socialista y me preocupaba del cobre desde esa época. En esos años luchaba por la chilenización del cobre, que en los 60 estaba en manos de empresas extranjeras.

    Luego fue prisionero político…
    – Sí, en el año 74 caí preso en Copiapó por tratar de enviar, por medio de unos periodistas argentinos, un mensaje al pueblo trasandino. Esta información denunciaba cómo habían matado a los compañeros en la caravana de la muerte, además de un análisis económico que daba cuenta de lo que había hecho la Junta hasta ese momento. Bueno, el mensaje cayó en manos de la represión y me encarcelaron durante 2 años y medio.

    Rodrigo Vega

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...