• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tras la sanción en su contra por parte de la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados -decisión en la que participaron los parlamentarios del Frente Amplio (FA) Vlado Mirosevic (PL) y Renato Garín (RD)-, la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles movió las aguas para instalar su rechazo a esta acción, que consideró “artera”, negacionista y una burla a las víctimas de las violaciones a los Derechos Humanos durante la dictadura.

    A modo de respuesta y esperando acciones concretas de repudio y sanción social y política por esta “traición”, Jiles aunó en su favor un sinnúmero de declaraciones desde movimientos políticos del FA, organizaciones sociales y protagonistas del ámbito político, como el sociólogo Alberto Mayol y el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp.

    – Aceptó la disculpa del diputado Tucapel Jiménez y no la de Vlado Mirosevic. ¿Por qué?

    Tucapel renunció a la Comisión de Ética por su falta. Eso es integridad política, lo mismo deben hacer Mirosevic y Garín. La dignidad de nuestros mártires no se sanciona.

    – ¿Espera que Garín se disculpe públicamente?

    La responsabilidad política básica hace necesario responder por los errores en concordancia a su gravedad. Mirosevic dice “el respeto a los Derechos Humanos no se negocia”, pero los negoció al sancionarme. Y con eso él y Garín ofendieron a todas las víctimas de tortura, desaparecidos, ejecutados, perseguidos políticos de nuestro país. No tienen integridad moral ni política para continuar en esa Comisión.

    – ¿Es una crisis terminal la del Frente Amplio?

    Ojalá nunca dejemos de estar en crisis porque estaríamos muertos, como otros conglomerados que están ahí en estado vegetativo. Sin pasión, sin drama, no hay acción política revolucionaria.

    – ¿Pero qué desastre sería todo esto si el Frente Amplio fuera Gobierno?

    No más desastre que el que ha exhibido Piñera en cinco meses. Si fuéramos Gobierno habría renunciado el Canciller por pregonar políticas reñidas con nuestro programa. Tendríamos un Contralor sobreactuado y dos “senadores” del Frente Amplio habrían votado por sancionar a la ministra de Derechos Humanos. No es estético, una vergüenza, pero tampoco es acabo de mundo.

    – ¿A esos “senadores” que votaron en su contra, Renato Garín y Vlado Mirosevic, iba dirigido su “maricones sonrientes”?

    No. Ellos pueden haber sido desleales, calculadores, negligentes, poco confiables, pésimos compañeros, no apegados al rigor de la verdad, torpes y, con toda seguridad, pueden haber cometido un grave error contra las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos que el pueblo les va a cobrar, pero yo no me refiero en esos términos que usted indica a mis socios políticos.

    – ¿Y entonces a quién iba dirigido?

    A un amigo muy querido y su perrito regalón que viven en Viña y a los que trato cariñosamente de esa manera por una anécdota larga de contar.

    Fuente: Comunicaciones Diputada Pamela Jiles

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...