• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    De manera sorpresiva comenzó a salir fuego en una zona rural de Midway, Arkansas, donde las llamas de 40 minutos formaron un hueco del tamaño de una pelota de fútbol, pero no se trataba de Satanás que salió de sus pailas a castigar a los pobladores como algunos decían.

    Los diversos medios locales estadounidenses especulaban con el extraño acontecimiento desarrollado el pasado 17 de septiembre en una propiedad privada. Unos reseñaron que podía ser un meteorito, otros aseveraron que era una teoría conspirativa, mientras los religiosos expresaron que podía ser una revelación del maligno y el fin del mundo.

    Ante las hipótesis que tenía a los residentes en expectativas,  Mickey Pendergrass, juez del condado de Baxter declaró: “Satanás, lo descartamos“, porque este “no se acercó, clavó la horquilla en el suelo y abrió el agujero”, aclaró el funcionario.

    Aunque la prensa publicó que las llamaradas se elevaron varios metros, eso no ocurrió indicó Donald Tucker, jefe del Distrito de Protección contra Incendios.

    Tucker manifestó que un residente observó que en el lugar había llamas y de inmediato avisó al Departamento de Bomberos y cuando estos llegaron estas se habían reducido considerablemente.

    “Algunos bomberos jóvenes, demasiado ansiosos, intentaron acercarse a las llamas, pero les advertí que regresaran”, dijo el jefe, al tiempo que señaló que se desconoce la razón del por qué de ese agujero salía llamas, pero ante el evento y para evitar peligro no tomó fotografías.

    En cambio, los geólogos del Servicio Geológico de Arkansas exploraron el agujero con una cámara y determinaron que este tenía 3 metros horizontal de distancia de la abertura y un metro debajo de la superficie del suelo.

    Los expertos consideraron que el hoyo puede ser una madriguera hecha por animales, “quizás marmotas o armadillos que podrían haber cavado. Lo que es seguro es que ha estado ahí durante al menos 10 años”.

    Las investigaciones hechas por el Departamento de Calidad Ambiental de Arkansas han descartado el uso de metano, tanques subterráneos de almacenamiento de combustible, gas natural y fugas de los tanques de gasolina sobre el suelo.

    Funcionarios sostienen la hipótesis que alguien arrojó algún tipo de explosivo por el agujero y que se podrá comprobar con la muestra del suelo tomada para así resolver definitivamente el caso.

    Continúa leyendo…

    Fotos satelitales de los feroces incendios forestales que consumen California

    Acusarán a Bogdánova por incendio en centro comercial ruso

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...