• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Segundo Comunicado de Prensa del Movimiento Ciudadano Marítimo Chile, 8 de marzo del 2012.

    En una reunión de dirección del Movimiento Ciudadano Marítimo de Chile, en las dependencias del Colegio de Capitanes y Pilotos de la Marina Mercante Nacional, se dispuso explicar a la ciudadanía los lineamientos básicos y esenciales que seguirá el movimiento.

    El movimiento está creado o se justifica como unidad de razón y fuerza para contrarrestar las medidas represivas que vive hoy el sector marítimo en Chile, ya que estamos cansados que los sindicatos, gremios y personas vean atropelladas sus voluntades y muchas veces su dignidad en razón de querer defender sus derechos, sus puestos de trabajo, sus condiciones laborales, su entorno, sus actividades recreativas, sus oficios, sus estudios, etc., sin llegar a ningún resultado y lo que es peor, llegar a la desagradable decepción de no poder hacer respetar lo que se cree justo.

    La gente está cansada de pedir que los contraten en ajuste a las leyes laborales. En el sector marítimo y portuario hay trabajadores que llevan más de 20 años con contratos a plazos fijos. En algunas empresas, con una u otra medida coercitiva, se impide ejercer el derecho a sindicalización. Ante irregularidades flagrantes, las autoridades fiscalizadoras sancionan e imponen multas, lo cual en muchos casos se transforma en una burla, porque los malos empresarios prefieren pagar las multas antes que respetar el espíritu de la ley y la sentencia de la autoridad. En otros casos, y no con poca frecuencia, el resultado es el despido de trabajadores, por lo que se puede concluir que en Chile aún persisten resabios de la práctica de políticas del miedo y la búsqueda de la sumisión total y de la pérdida de dignidad del trabajador, que un salario y un trabajo no justifican.

    Por otra parte el potenciamiento de las ciudades puerto sigue siendo un sueño, en un país en que todas sus regiones son costeras y donde de una buena vez se deben entregar a dichas regiones las capacidades de funcionar en forma independiente y beneficiarse de sus propios ingresos y producciones, para lograr crecimiento, desarrollo y bienestar equitativo para todos sus habitantes.

    No dejan de ser menos importantes los temas alusivos a los recursos marinos, a la importancia del agua, su preservación, su uso racional y la prevención de su contaminación, la inversión en energías sustentables y no contaminantes, las políticas de reciclaje, el proceso de descontaminación del borde costero y de las playas, el aumento en el consumo de alimentos marinos, la integración y masificación de los deportes náuticos, la generación de identidad y cultura marítima a través de nuestra educación pública básica, media y superior, la consideración de proyectos innovadores de jóvenes estudiantes, el fomento del transporte marítimo y la creación o modernización de puertos, por nombrar algunos de nuestros intereses. Por ello vamos a trabajar en temas latentes como:

    La creación de un Ministerio del Mar.

    La creación de una ley portuaria.

    La creación de una ley de pesca equitativa, que beneficie al consumidor y que resguarde a nuestros recursos de la depredación o explotación irracional, insustentable.

    La creación de proyectos que fomenten la flota comercial para el transporte marítimo nacional e internacional, y el trabajo marítimo y portuario.

    Medidas de protección para los recursos marinos.

    La ciudadanía nacional nos está entregando su confianza, nos está pidiendo ayuda y nosotros, respetando su dignidad, no la defraudaremos como tantos y a través de tantas décadas lo han hecho. Somos una sola gran respuesta a la espera y a la esperanza de tantos años. Los chilenos necesitan creer en ellos mismos, tienen la certeza que se puede crear un Chile mejor, más equitativo, más justo, donde exista buena voluntad y respeto, donde prime la solidaridad por sobre la utilidad y el beneficio personal, sólo ha faltado la señal, la voz sincera y honesta, que muestre un camino adecuado para lograr realmente un futuro esplendoroso no solo para Chile, sino para todos los chilenos.

    Hoy es el tiempo de las personas, hoy es el tiempo de la unión y la acción social, hoy es el tiempo de las nuevas fuerzas, de las nuevas ideologías, que no buscan ser sectarias ni discriminadoras, sino representar las necesidades, sueños y metas de todos los chilenos.

    Bienvenidos entonces todos los que deseen voluntariamente trabajar y aportar por el bien de Chile y bienvenidos también todos los que necesiten ayuda, defensa y amparo.

    Somos hoy la más grande razón y fuerza ciudadana marítima en la historia de Chile. Las generaciones del futuro agradecerán nuestra visión y nuestro esfuerzo de hoy.

    Rodolfo Ponce Vargas

    Director General

    Movimiento Ciudadano Marítimo de Chile

    Texto -de origen externo- incorporado a este medio por (no es el autor):

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...