• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un violador en la ciudad más poblada de Suráfrica dejó sorprendidos a los reporteros dela BBC Mundo que lo entrevistaron, cuando confesó que viola a las mujeres porque es portador del VIH.

    El entrevistador le pregunta a David, el agresor, si en su infancia fue abusado sexualmente, a lo que contesta afirmativamente. Sucedió cuando tenía entre 14 y 15 años. “Si la policía comenzó a tratarme como a una esposa y a tener relaciones sexuales conmigo”, terrible testimonio, pero a la vez pudiera interpretarse como el origen de sus violaciones.

    Nada justifica la violencia de género, menos si el agresor fue una víctima de la propia policía. En todo caso, pareciera que se escudara con ese argumento para violar entre 21 a 24 mujeres y contagiarles VIH, como confesó.

    En Diepsloot, un barrio peligroso cerca de Johannesburgo, los propios vecinos persiguen y linchan a los violadores. Pero ni siquiera la justicia por mano propia ha conseguido disminuir los ataques sexuales.

    La población asume la justicia por sus propias manos (Fotos web)

    El periodista sudafricano Golden Mtika fue a buscar a un violador y consiguió el aterrador testimonio de este hombre, un antiguo conocido de su barrio, quien le confesó los motivos por los que ataca a mujeres. “Quiero propagar el VIH porque no quiero morir solo”, confesó el violador.

    Aseguran no tener conciencia de lo que hacen. Nunca se han puesto en la situación de las víctimas: las mujeres a las que violan.

    Dos jóvenes de la ciudad sudafricana de Diepsloot, que se traduce literalmente como “Foso Profundo”, admiten abiertamente a la cámara de la BBC que han violado a mujeres en más de una ocasión.

    A María la violó dos veces el mismo hombre. la última vez mientras su hija pequeña dormía en la habitación de al lado (Foto BBCMundo).

    Muestran su rostro, pero no han querido dar sus nombres. Y hablan con tranquilidad sobre cómo perpetran las fechorías.

    “Tan pronto como abren la puerta, obviamente que gritan pero nos hacemos paso y les decimos que se callen. Sacamos nuestros cuchillos, las ponemos en su propia cama y las violamos”, dicen sin apenas pudor.

    En un momento uno de ellos se vuelve hacia el otro y dice: “de hecho, una vez violamos a su novia mientras él miraba“.

    En el video tampoco explica si el Gobierno de Pretoria, capital de Suráfrica, está tomando acciones contra este tipo de delitos, solo dice que la policía no se mete en las ejecuciones de violadores por parte de la población, como se está haciendo en otras naciones.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...