• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un juez español procesó a Pedro Luis Gallego, conocido como el “violador del ascensor”, por presuntamente agredir sexualmente a dos mujeres en Madrid y reincidir con otras dos, hechos por los que se encuentra en prisión provisional desde hace más de un año.

    El titular del Juzgado de Instrucción número 33 de Madrid, Tomás Martín Gil, entiende que existen “indicios racionales de criminalidad” para atribuirle los delitos de detención ilegal, agresión sexual, lesiones, robo con violencia y contra la salud pública.

    Con estos cargos, el depredador femenino queda a las puertas del juicio, para el cual deberá depositar 300.000 euros (352.336 dólares) como fianza. En caso de no tenerlos, el juzgado procederá al embargo de sus bienes.

    Gallego fue condenado a 273 años de cárcel por el asesinato de Leticia Lebrato, de 17 años, en Valladolid, y de Marta Obregón, de 19, en Burgos, y por dieciocho agresiones sexuales.

    Sin embargo, quedó en libertad en noviembre de 2013 en aplicación del fin de la doctrina Parot, una norma jurídica española que cambia la forma de calcular el tiempo que un criminal tiene que permanecer en prisión por buena conducta, por trabajos realizados.

    En junio de 2017 fue detenido por reincidir con dos agresiones sexuales en Madrid, los días 19 de febrero y 14 de abril de 2017, y por haber tratado de hacer lo mismo sin éxito con otras dos mujeres.

    El agresor había abordado a las mujeres cerca de la medianoche a punta de pistola y las obligó a introducirse en su coche, donde les tapó la cabeza y les ató las manos a la espalda con cabestros, para llevarlas a su domicilio, donde drogaba a sus víctimas y las obligaba a tener relaciones sexuales y las golpeaba. Acto seguido, las abandonaba en la calle.

    Intentos fallidos de violación

    El 2 de abril de 2017 el procesado intentó capturar a una mujer repitiendo el mismo guión de las víctimas anteriores, pero se detuvo ante la resistencia de la mujer.

    Previamente, el 16 de diciembre de 2016, trató de hacer igual contra una víctima, pero finalmente huyó en su coche cuando apareció una pareja de jóvenes que se encaró con él.

    Las pruebas

    Dos de las supuestas víctimas lo identificaron en la rueda de reconocimiento en sede judicial y, además, su ADN coincide con el hallado en las otras dos mujeres.

    El juez señaló que el carro del agresor fue visto en las zonas donde abordó a sus víctimas, y su teléfono fue detectado por las antenas próximas en estos lugares, así como en los trayectos, en su domicilio mientras ocurrían los hechos y en los posteriores regresos a Madrid, donde abandonó a sus dos víctimas.

    Gallego se encuentra en prisión provisional en el centro penitenciario de Navalcarnero desde junio de 2017, lugar donde hace un año trató sin éxito de suicidarse.

    Confesión de un violador: “Quiero propagar el VIH porque no quiero morir solo”

    Condenan a 18 años de presidio al llamado “violador del Patio Bellavista”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...