• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El ciudadano de nacionalidad colombiana, Miguel Ángel Ibarra Marín quien  dio misas, casó, bautizó, y hasta ayudó a construir Iglesias durante  20 años en Colombia, ha sido descubierto por las autoridades eclesiásticas como un impostor.

    El supuesto cura, tras ejercer en su país, había llegado recientemente a España a continuar sus labores de padre. Sin embargo, la olla se destapó cuando la Diócesis de Ceuta y Cádiz, en el sur de España, informó recientemente su destitución, como sacerdote de la localidad de Medina Sidonia, en el centro de Cádiz, pues una investigación por sus pares colombianos dejó al descubierto que nunca fue ordenado como sacerdote, así lo afirma un comunicado emitido el 22 de diciembre.

    Lo irónico del asunto, es que Ibarra Marín llegó a Cádiz en octubre de 2017 por un convenio firmado por la Diócesis de Ceuta y Cádiz con la Arquidiócesis de Santa Fe de Antioquia, en el nororiente de Colombia.

    No se detectó indicios de documentación falsa

    Una portavoz de la Diócesis de Cádiz y Ceuta le dijo a CNN que ellos no detectaron “ningún síntoma ni documentación falsa”, pues el falso sacerdote llegó enviado una autoridad eclesiástica colombiana.

    “La documentación que él tenía en Cádiz no tenía ninguna incorrección” y por eso ha sido su diócesis de origen, la que tiene toda la documentación previa, que ha detectado que había algún tipo de problema, señaló a la agencia CNN en Español María José Díaz Arce, portavoz de la Diócesis de Cadiz y Ceuta.

    El impostor fue informado el 13 de diciembre de 2018 que debía responder en Antioquia por estos hechos y desde entonces no ha sido visto por la diócesis española, dijo Díaz Arce.

    “Sabemos que él tenía que volver a Colombia, pero en la diócesis no está”, dijo la portavoz de la diócesis española.

    Detalles de una buena estafa

    El falso sacerdote, que ejerció el cargo durante 20  años, según reportó la Agencia Católica de Información, ACI Prensa, había llegado  a la parroquia antioqueña con “documentos adulterados” que presentó en Colombia.

    El hombre llegó a Santa Fe de Antioquia en 2011, según ACI Prensa. Y ofició bodas, bautizos , y hasta ayudó a reconstruir el templo en ese municipio, afirmaron  habitantes en Noticias Caracol.

    Con respecto al caso el monseñor Orlando Antonio Corrales García, obispo de Santa Fe de Antioquia,  habló en medios locales:

    “Él no fue ordenado sacerdote, por tanto no es sacerdote, y sencillamente pues hizo este engaño falsificando documentos”, dijo.

    Sus documentos decían que había sido ordenado en 1998 en el arzobispado de Tunja, ciudad capital de Boyacá, un departamento cercano Bogotá, la capital de Colombia.

    La Arquidiócesis de Santa Fe de Antioquia dijo en un comunicado que tras dudas sobre la ordenación se ordenó una investigación profunda que descubrió la verdad.

    “Con base en documentos originales y además, comunicaciones con sacerdotes de Tunja, llevó a concluir que Miguel Ángel no fue ordenado sacerdote. Por ello, se emitió el Decreto No. 531, del 12 de Diciembre de 2018, que afirma lo siguiente: el señor Miguel Ángel Ibarra Marín no es sacerdote”, dijo en un comunicado monseñor Corrales García, citado por ACI Prensa.

    ¿Y qué pasará con los actos oficiados por el impostor? 

    La portavoz de la Diócesis de Cádiz y Ceuta indicó a CNN en Español  que los sacramentos que llevó a cabo el falso sacerdote son válidos.

    “Matrimonios y bautizos son válidos”, dijo Díaz Arce. “Como esto no es un caso nuevo, la iglesia ya ha tenido casos similares, tiene un procedimiento interno. La persona no tiene que volver a casarse, sino que ya mismo el párroco o el obispado hace un proceso en el que se pone una anotación al lado. Es un tema burocrático”.

    Actualmente, el impostor brilla por su ausencia y lo peor del caso que está no es la primera vez que se cola un falso cura en la iglesia, por lo que la misma ya tiene experiencia con el procedimiento.

     

    Un falso príncipe saudí fue descubierto por comer carne de cerdo

    Reconocimiento facial en aeropuerto detectó el primer impostor a los tres días de comenzar a funcionar

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...