• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El gobernador indígena del resguardo Huellas, Edwin Dagua Ipia, de 28 años de edad fue asesinado en la zona rural del municipio de Caloto, en el norte del departamento del Cauca, de Colombia.

    El crimen fue confirmado por organizaciones defensores de los derechos humanos, mientras que una comisión humanitaria del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) se desplazó al área para verificar lo ocurrido con el líder social.

    “No nos van a callar, sus balas podrán matar el cuerpo pero las ideas, la convicción, la verraquera y la esencia de Edwin Dagua Ipia y el pueblo nasa seguirán más vivas y más fuertes que nunca (…)”, aseveró el CRIC en un comunicado difundido por la prensa local.

    Dagua Ipia, fue abordado por hombres armados que le dispararon. Las organizaciones sociales destacan que el joven líder había recibido amenazas y había solicitado a las autoridades protección, que había sido otorgada.

    Sin embargo, Edwin Capáz, de la comisión de Derechos Humanos de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), señala que al momento del ataque contra Dagua Ipia su acompañante al parecer no se encontraba con él.

    Agresiones contra líderes sociales

    El crimen de Dagua Ipia se suma a la lista de cientos de líderes sociales asesinados en Colombia de manera sistemática, luego de la firma del acuerdo de paz con los grupos armados insurgentes, que exigen protección y el respeto a los derechos humanos de los activistas.

    Entre 2010 y junio de 2018, Somos Defensores, documentó 609 homicidios a dirigentes sociales. Su informe señala que durante los ocho años del Gobierno de Juan Manuel Santos se registraron 2.646 amenazas y 328 atentados contra esta población. Los resultados sugieren a juicio de la ONG que con el inicio de los diálogos de paz los homicidios se incrementaron, y posteriormente después de la firma del acuerdo esa proporción se incrementó.

    Asesinan a gobernador indígena en el Cauca, Colombia

    Foto: Web

    Asimismo, las intimidaciones, despuntaron en 2016, se incrementaron en 2017 y no se detienen en lo corrido del 2018.

    “Es claro que el Gobierno de Juan Manuel Santos se lleva para la historia la impronta de haber cerrado el conflicto armado con las Farc y dejado el proceso adelantado con el ELN. No obstante, el saldo en relación con el derecho a la vida e integridad de los defensores de los derechos humanos pasa en rojo”, resalta el documento entregado a varias entidades del Estado y organismos multilaterales de distintos países.

    Impunidad

    Pero, más allá de las cifras, como dice el informe, el grado de impunidad es alto desde mucho antes del Acuerdo de Paz con las Farc. De los 563 casos que esta organización ha registrado desde 2009 hasta 2017, la Fiscalía General de la Nación afirma que 362 están en indagación, 59 en juicio y que 48 casos tienen sentencia de jueces de ejecución de penas.

    Según el registro realizado por el sistema de información de Somos Defensores, durante los primeros seis meses de 2018, 397 defensores fueron víctimas de algún tipo de agresión que puso en riesgo su vida e integridad y obstaculizó la defensa de los derechos humanos en Colombia.

    Asesinan a gobernador indígena en el Cauca, Colombia

    Foto: Web

    Elecciones presidenciales

    Mayo, mes de la primera vuelta presidencial, fue en el que más se reportaron agresiones, con un total de 115. Seguido de junio con 77, abril (69), enero (64), febrero (44) y marzo (28).

    Frente a los homicidios, revela el documento, en el primer semestre las cifras aumentaron 34 %, al pasar de 51 asesinatos en los primeros seis meses de 2017 a 77 en el mismo período de 2018.

    Cauca, con 13 casos, sigue siendo el departamento con más líderes asesinados; le sigue Antioquia (12), Norte de Santander (10), Valle (6), Córdoba (5); Arauca, Chocó y Nariño (4 casos cada uno); Meta y Putumayo (3); Risaralda, Bogotá, Bolívar, Caquetá y Santander (2), y Quindío, Huila y Vichada con un caso respectivamente.

    De estos 77 homicidios, en 12 de ellos las fuentes consultadas confirman que los defensores habían denunciado amenazas antes de su asesinato.

    Destaca, que los líderes vinculados a las juntas de acción comunal son los más golpeados en estos primeros seis meses. En el departamento de Córdoba, por ejemplo, siete dirigentes comunales fueron asesinados hasta junio pasado.

    La esperanza está amenazada

    Ahora bien, el último capítulo de las agresiones contra líderes sociales son las amenazas. En el primer semestre de este año aumentaron 18 % en comparación con el mismo período de 2017. En total, fueron 272 los defensores de derechos humanos intimidados.

    De los presuntos responsables de las amenazas en este semestre se encontró que un grupo de origen paramilitar es el que tiene el mayor número de amenazas: las Autodefensas Gaitanistas de Colombia que registran 94 casos; seguido de actores desconocidos, que incrementaron su porcentaje con 61 casos; luego aparecen las Águilas Negras,  grupo para no existir, emitió 57 amenazas en este primer semestre de 2018. Por su parte, las disidencias de las Farc sumaron 23 y el Eln es responsable de cinco casos.

    Somos Defensores: Más del 90 % de los asesinatos de líderes campesinos en Colombia quedan impune

    Colombia ocupa tercer lugar en líderes ambientales asesinados (+Video)

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...