• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A través del decreto 218/1016, firmado por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se hizo oficial la quita del cargo al nieto recuperado por Abuelas de Plaza de Mayo, Horacio Petragalla Corti.

    En dicho decreto se sostiene que el exdiputado del Frente para la Victoria “fue puesto en funciones cuatro días antes de la asunción del nuevo gobierno, electo el día 22 de noviembre de 2015”, días antes del cambio de mando presidencial y resalta que “la designación del presidente del Archivo Nacional de la Memoria no responde a un proceso de selección abierto y de evaluación de antecedentes del candidato propuesto, sino que —tal como indica el decreto N° 1259/03 y su modificatorio— su elección y designación responde únicamente a una decisión del Poder Ejecutivo Nacional”.

    Cabe recordar que hace días, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Hijos, Nietos y Familiares de las víctimas de terrorismo de estado habían realizado una abrazo simbólico al edificio donde funciona el organismo, bajo la consigna “el archivo no se toca”, en respaldo a la continuidad de Pietragalla. Sin embargo, eso no pareció importarle a Macri.

    abrazo esma

    Además, el cambio de autoridad se dio conocer mientras Pietragalla, el hasta ayer presidente del Archivo Nacional de la Memoria, se encuentra en Jujuy solicitando la liberación de Milagro Sala, la primera presa política del gobierno de Macri, quien ya cuenta con el pedido de Amnistía Internacional para su pronta liberación.

    La salida de Pietragalla había sido de cierta forma adelantada por el nuevo secretario de Derechos Humanos de Argentina, Claudio Avruj, que habló de “profesionalizar” el espacio para que “no sea un espacio para la militancia” kirchnerista, utilizando así el mismo eufemismo que viene empleando el gobierno macrista para realizar despidos y cambios de autoridades.

    Por último, en lugar del nieto recuperado, Macri designó como nuevo presidente a Gustavo Luis Peters Castro, que hasta ahora se desempeñaba como representante del gobierno porteño en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), un hombre de confianza de Cambiemos.

    ¿Mantendrá el gobierno de Macri la postura en lo que hace a los Derechos Humanos y a la Memoria, Verdad y Justicia en Argentina, la cual representa un modelo para el resto del continente? Por ahora, los antecedentes no hacen más que alimentar la preocupación.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...