• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció este viernes al Ministerio del Interior un ataque padecido por la joven Carolina Torres Urbina, de 24 años, quien -según detalla la organización- se encuentra internada de gravedad en la ex Posta Central tras ser golpeada con un palo por un hombre, lo que le provocó fractura de cráneo y hemorragia interna.

    Tras conocer los hechos a través de la familia de la joven, el Movilh puso los antecedentes del caso a disposición de dicha cartera, con el objetivo de que se les brinde orientación psicológica y legal.

    La madre de Carolina, Mariela Urbina, precisó al Movilh que el ataque tuvo lugar la madrugada del 14 de febrero, asegurando que la agresión se debió a la orientación sexual de su hija. Junto con ello añadió que la chica fue agredida por dos sujetos: uno que la atacó con un palo, mientras que el otro le dio golpes de pies y puño. Además, puntualizó que los hechos ocurrieron mientras la joven caminaba de la mano junto a su pareja en Pudahuel.

    Carolina Torres

    “Expresamos nuestro más profundo rechazo a este ataque de odio contra una joven. La familia está consternada con lo ocurrido, por lo que desde ya pueden contar con toda la ayuda legal y psicológica que requieran de parte nuestra”, señaló el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

    Asimismo, el activista destacó que “es importante y necesario un apoyo más estatal, por ello hemos derivado los antecedentes de este caso al Ministerio del Interior, instancia con la que tenemos un convenio de colaboración, a objeto de que también presenten querellas y ofrezcan ayuda psicológica a todo el entorno familiar”.

    “Los ataques de odio deben ser erradicados de este país y los culpables deben contar con la máxima sanción posible, por lo que es del todo relevante reformar y perfeccionar la Ley Zamudio para alcanzar efectiva justicia”, concluyó Jiménez.

    El Movilh destacó que de acuerdo a los informes anuales de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género, entre los años 2002 y 2017 hubo 2.439 casos de homofobia y transfobia. De estos, 38 han sido asesinatos y 29 correspondieron a ataques físicos contra personas LGBTI.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...