• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • La Academia Chilena de Medicina, la Asociación Chilena de Facultades de Medicina y el Colegio Médico, que forman parte del jurado que otorga el Premio Nacional de Medicina, decidieron suspender “hasta nuevo aviso” la entrega del premio al psiquiatra Otto Dörr, por sus vínculos con Colonia Dignidad.

    Según familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados, abogados de las víctimas de Colonia Dignidad, y el investigador Jan Stehle, Dörr fue defensor del enclave nazi, que además fue centro de torturas y ejecuciones. Familiares de las víctimas solicitaron “suspender” la entrega del premio y ser recibidos por los gremios médicos.

    El abogado de las víctimas de Colonia Dignidad, Hernán Fernández, aseguró que “los crímenes contra los derechos humanos no pueden quedar indiferentes para los gremios del área científica”. Por su parte, Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), señaló que “existe una investigación en Alemania en contra del médico Harmut Hopp, amigo de Otto Dörr, a quien defendió públicamente”.

    Para el abogado Fernández, la elección de Dörr como Premio Nacional “habla muy mal de la memoria de este país”, y calificó el hecho como “una ofensa en contra de la conciencia ética”. A las críticas se une lo expresado por el abogado y cofundador de la “Asociación por la Memoria y Derechos Humanos Colonia Dignidad”, Roberto Celedón, quien llamó a la Academia Chilena de Medicina, la Asociación Chilena de Facultades de Medicina y el Colegio Médico a “dar explicaciones”.

    Tanto los tribunales chilenos como alemanes han acreditado que el enclave  nazi fue un centro de torturas y ejecuciones durante la dictadura de Augusto Pinochet, donde, además, se cometieron abusos sexuales y laborales.

    Según el investigador Jan Stehle, “la administración de psicofámacos a los habitantes de Colonia Dignidad fue una práctica sistemática, la que fue calificada como delito de lesa humanidad por la justicia chilena. Así lo hizo el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Jorge Zepeda, quien tuvo a cargo la investigación de esos delitos en el enclave alemán entre los años 70 y 80”. Otto Dörr habría sido uno de los doctores que recetó esos psicofármacos, al menos en el caso de Karl Stricker.

    “Varios hechos apuntan a que el facultativo, con posterioridad a la fracasada fuga de Stricker, le recetó psicofármacos durante varios años. Colonos afirman que Karl Stricker, a su regreso después de la fuga, andaba apático y con un cansancio constante, presuntamente causado por la ingesta de psicofármacos. Un colono relata que al preguntarle a Paul Schäfer por el mal estado de Stricker, éste le había contestado: ‘Stricker está bajo control de Otto Dörr y Kurt Schnellenkamp’”, afirma Stehle. Posterioemtne, Stricker murió en extrañas circunstancias al interior de Colonia Dignidad.

    En 1994 el actual ministro de Justicia y Derechos Humanos, entonces senador por la Región del Maule, Hernán Larraín, anunció la creación del “Comité de Asesores de la ex Colonia Dignidad”, para defender al enclave frente a las acciones judiciales y del gobierno de la época. El Comité estuvo integrado, entre otros, por los doctores Otto Dörr, Santiago Soto y Félix de Amesti, los empresarios Hernán Briones y Pedro Lizana, y la ex ministra de la dictadura, Mónica Madariaga.

    Anuncios
    Loading...