• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Ocho  miembros de las fuerzas de seguridad colombianas cayeron abatidos la mañana de este miércoles en un ataque explosivo registrado en el municipio antioqueño de San Pedro de Urabá, al noroeste de Colombia.

    El hecho se produjo en la vereda El Tomate cuando dos patrullas  se desplazaban en la carretera que enlaza a ese municipio con el de Arboletes.

    Las víctimas pertenecían a la Polícia de Colombia: el  subintendente Fabio Sarmiento y los patrulleros Never Sierra, John González, José Pérez, Darlin Rodríguez, Jorge Pacheco, Giovanny Rodríguez y José Saade. Los agentes escoltaban a funcionarios de la Unidad Nacional de Restitución de Tierras, encargadas de devolver parcelas a campesinos despojados producto de la violencia.

    Tras el hecho, el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, anunció en rueda de prensa la detención de tres sujetos quienes podrían estar detrás del ataque, el cual pudo haber sido perpetrado por la  organización criminal denominada “Clan del Golfo”, que hace vida en la zona y es considerada la mayor banda criminal armada de narcotráfico de Colombia.

    El gobierno colombiano informó que activó operativos en las zonas rurales y urbanas de San Pedro de Urabá en busca de los responsables del hecho, calificado por las autoridades como un acto de barbarie.

    El presidente colombiano Juan Manuel Santos expresó su rechazo al ataque y dijo que irán con contundencia contra estas personas.

    Clan del Golfo

    El gobierno colombiano se refiere al “Clan del Golfo” al hablar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) nacidas en 2006 tras la desmovilización de las Autodefensas Militares de Colombia (AUC) que en ese año se convirtieron en la organización más buscada por su vinculación con el narcotráfico y la minería ilegal.

    Las Fuerzas Armadas mantienen una intensa campaña contra el Clan del Golfo, y su máximo líder, Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, que es el hombre más buscado en Colombia, por el que Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...