• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Las autoridades guatemaltecas decidieron dar la espalda a la justicia y abrir paso a la impunidad con la no renovación del mandato a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y “desafían la institucionalidad democrática y la autoridad moral y política de las Naciones Unidas”.

    Así lo declaró la dirigente social Rigoberta Menchú, premio Nobel guatemalteca al destacar la “importancia” de la presencia de la CICIG que hoy se ve amenazada “por el pacto de corruptos desde los poderes del Estado”.

    Representantes del gobierno anunciaron el pasado martes a António Guterres que ha sido prohibido el ingreso a Guatemala al Comisionado de la CICIG, quien, según informaciones de la prensa, se encontraba en Estados Unidos.

    La semana pasada el presidente Jimmy Morales oficializó que no aprobará el mandato de la CICIG que vence en septiembre de 2019.

    En Guatemala se vive un proceso de remilitarización de las instituciones públicas y el poder civil

    Durante el debate de la Asamblea General de la ONU sobre cultura de paz, donde participaron representantes de los 193 países miembros, Menchú indicó que la Declaración y Programa de Acción sobre este tema aprobado en Naciones Unidas hace dos décadas padece las misma suerte que otras iniciativas internacionales: falta de voluntad política.

    La premio nobel en su alocución puso de ejemplo a su país, en el que denunció que continúan las mismas prácticas de las dictaduras.

    “Se vive un proceso de remilitarización de las instituciones públicas y el poder civil” que atenta contra los derechos de los pueblos indígenas y otros ciudadanos y “continúan las prácticas de las dictaduras del pasado, la represión, militarización y criminalización de las defensoras y defensores de los derechos humanos y asesinatos de líderes sociales, especialmente indígenas, que defienden la Madre Tierra”.

    La representante de los pueblos originarios advierte que los “discursos, actitudes y manifestaciones de odio” se han incrementado aceleradamente en los distintos rincones del planeta.

    “Las más horrendas prácticas de racismo, discriminación, xenofobia y homofobia ofenden la conciencia, aniquilan la dignidad humana”, sentenció.

    Cuestionó que los caminos de los migrantes “estén plagados de sangre” y calificó como “insultante a la conciencia humana” así como la “ejecución” de la migrante indígena Claudia Patria Gómez González de 19 años, que murió por los disparos de un agente de la patrulla fronteriza de Estados Unidos; país en el que también existe un confinamiento de niños migrantes.

    Continúa leyendo…

    Rigoberta Menchú sobre demandas de los pueblos originarios: “Hace falta un reenfoque de la política pública”

    Guatemala inaugura embajada en Jerusalén

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...