Bolivia reivindica proceso de integración y solidaridad de la Unasur

El Gobierno de Bolivia reivindica los principios de integración, reciprocidad y solidaridad con los que fue creado en 2008 la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), sobre todo en la coyuntura actual cuando un grupo de gobiernos de extrema derecha serviles a Estados Unidos (EEUU) intentan crear una plataforma de exclusión llamado Foro para el Progreso (Prosur).

“Hay dos concepciones en materia de integración que están en pugna, una que considera que la integración se restringe solamente a las relaciones comerciales (…) y otra que concibe la integración como la posibilidad de constituir plataformas integrales donde la reciprocidad, solidaridad y complementariedad entre los pueblos sean los principios sustentadores de esta filosofía”, resaltó este jueves el ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, a la Agencia Boliviana de Noticias (ABI).

La Unasur fue creada con el objetivo de construir una identidad y ciudadanía suramericana, y desarrollar un espacio regional integrado, además, con la finalidad del desarrollo social y humano, con equidad e inclusión para erradicar la pobreza y superar las desigualdades en la región.

Una década después del nacimiento de Unasur, varios gobiernos de derecha se reúnen este viernes en Santiago de Chile para echar a andar el Prosur, que al parecer tiene como único interés los negocios que se puedan tranzar, teniendo en cuenta que los presidentes que lo integran son todos empresarios millonarios.

“Algunos la cuestionan (a Unasur), nosotros la reivindicamos porque la comunidad internacional, a partir del multilateralismo, tiene que generar equilibrios para que no hayan hegemonías odiosas, hegemonías abusivas contra los intereses de los pueblos”, agregó Romero.

La continuidad de Unasur, cuya presidencia pro tempore este año está a cargo de Bolivia, ha sido boicoteada por los gobiernos de Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Argentina; sobre todo para aumentar el cerco diplomático y bloqueo económico contra Venezuela, y evitar la emancipación de los pueblos y los ideales socialistas.

Prosur, un nuevo intento para acabar con la integración de Unasur

El bloque de integración suramericano se encuentra en medio de un proceso de boicot que es ejecutado por los gobiernos neoliberales que han resurgido en la región.

En total son siete gobiernos -Argentina, Colombia, Chile, Brasil, Ecuador, Paraguay y Perú- los que sin importar la opinión de su población, decidieron tomar -el pasado 20 de abril de 2018- la decisión de “no participar en las distintas instancias”, hasta que no se garantice “el funcionamiento adecuado de la organización”.

Este proceso ha ocasionado, por ejemplo, que el organismo no cuente actualmente con un Secretario General electo, cargo que estuvo bajo la responsabilidad del expresidente colombiano Ernesto Samper, quien cumplió con su periodo ordinario en el bloque desde julio de 2014 hasta el 31 de enero de 2017.

El último sabotaje contra el organismo lo fraguó el gobierno de Ecuador, luego que su presidente Lenín Moreno sostuviera una reunión con Mike Pence, quien a pesar de haber sido electo con votos de las fuerzas progresistas y de izquierda que defienden la integración latinoamericana que tanto abonó y trabajó su antecesor Rafael Correa, decidió expulsar a la Unasur de su sede natural inaugurada en diciembre de 2014 y que lleva el nombre del argentino Néstor Kirchner -su primer Secretario General-.

Te puede interesar:

AMLO firma compromiso de no reelección y sorprende a sus detractores

Bolsonaro guarda nexos con presuntos asesinos de concejala Marielle Franco y su chofer

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,168,453FansMe gusta
113,848SeguidoresSeguir
290,168SeguidoresSeguir
16,252SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

¡Cuidado! Nuestros teléfonos inteligentes podrían estar espiándonos

Espiar es ilegal, y la tecnología lo permite a pesar de existir leyes que lo prohíben en muchos países. Recabar datos de la gente...