• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    A escasos seis días de la segunda vuelta de los comicios presidenciales en Brasil, el candidato de la ultraderecha conservadora radical brasileña, Jair Bolsonaro, se encuentra como protagonista de un cúmulo de irregularidades que tiñen su campaña presidencial y la convierten en un escándalo.

    Se trata de un financiamiento ilegal que habría recibido el candidato racista, xenófobo, homofóbico y misógeno por parte de varios empresarios quienes habría negociado con el candidato para ejecutar una campaña de guerra sucia fundamentada en noticias falsas (fake news) para difamar y poner por el suelo la imagen del candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Fernándo Haddad.

    Este escándalo fue descubierto por el diario Folha de Sao Paulo, que difundió un artículo donde explica que existen documentos que revelan millonarias inversiones en empresas que facilitaron el envío masivo de mensajes de WhatsApp que difundían noticias falsas contra Haddad.

    Detalló el referido medio brasileño que Bolsonaro se habría involucrado en el financiamiento ilegal de su campaña, luego de permitir una inversión de varios empresarios que habrían pagado 12 millones de reales (casi 3 millones 260.000 dólares) por el mencionado servicio de marketing digital que distribuyó de manera masiva, millones de mensajes de WhatsApp contra su adversario del PT.

    La campaña de guerra sucia contra Fernando Haddad es brutal

    El diario Folha de Sao Paulo sostiene que empresas como Havan habrían contratado la modalidad “disparo en masa”, cuya lógica es enviar ilimitadamente un mensaje desde diferentes números.

    “Las bases de datos utilizadas en este caso habrían sido compradas por estas empresas, con lo que lograrían tener acceso a una información segmentada por regiones y nivel adquisitivo”, asegura el medio brasileño.

    Por su parte el diario El Mundo explica Bolsonaro -candidato del Partido Social Liberal (PSL), habrían incurrido en tres delitos: Recibir donaciones de personas jurídicas; no declarar todo el dinero invertido en su campaña, pues Bolsonaro declaró haber invertido 115.000 reales, cifra lejana a los 12 millones que asegura Folha de Sao Paulo; y haber usado bases de datos compradas a terceros.

    Bolsonaro insiste en negar esas acusaciones y su abogado, Tiago Ayres, asegura que él ultraderechista no está vinculado directamente con el sistema de envío de mensajes.

    Entre los mensajes que se han enviado para ensuciar la imagen de Haddad se encuentran el supuesto “kit gay” para niños de 6 años que se distribuiría en las escuelas, una presunta aprobación de la pedofilia y los hipotéticos vínculos entre el hombre que apuñaló a Bolsonaro y el PT.

    Por su parte, el candidato del PT, Fernando Haddad, solicitó al Tribunal Superior Electoral que se investigue.

    “La ‘Folha’ demuestra que el candidato del PSL (Bolsonaro) creó una verdadera organización criminal con el apoyo de empresarios (…) Ha patrocinado con dinero sucio una verdadera campaña de difamación”, denunció Haddad.

    Te puede interesar:

    Recta final en Brasil: Ahora Bolsonaro ama al mundo gay y Haddad pone todas sus cartas sobre la mesa

    ¿Bolsonaro presidente? Triunfan la misoginia, el belicismo y la xenofobia

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...