• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente de Colombia, Iván Duque, firmó este lunes el decreto que autoriza la incautación de la “dosis personal” de droga, cuya posesión había sido despenalizada en 1994.

    De este modo, la Policía queda autorizada para decomisar dosis de marihuana, cocaína, heroína y drogas sintéticas que lleve un ciudadano consigo en la vía pública.

    “Estamos firmando un decreto que le da herramientas a la fuerza pública, a la Policía, para destruir la droga en las calles de nuestras ciudades; destruir cualquier dosis, por supuesto”, dijo Duque al firmar la orden, tal y como reseña Sputnik.

    De acuerdo con la Corte Constitucional de Colombia, la dosis máxima que puede portar un ciudadano es de 20 gramos de marihuana y un gramo de cocaína; cualquier monto mayor habilita a las fuerzas de seguridad a detener a la personas que porten drogas.

    Sin embargo, el Jefe de Estado colombiano indicó que los ciudadanos no serán encarcelados, sino que las drogas que porten en espacios públicos serán incautadas.

    “El decreto tiene un enfoque de prevención y es una medida más que hace parte de la estrategia de lucha antidrogas del Gobierno Nacional y busca resguardar los espacios públicos de la realización de actividades ilícitas que afectan la salud y la sana convivencia de la ciudadanía”, señaló.

    “La droga no se combate con policías”

    Sin embargo, la medida es criticada por diversos sectores que consideran que es ineficaz, ya que no frenará el consumo ni el microtráfico.

    El vocero del grupo de investigación sobre drogas “Dejusticia” afirmó que “este decreto es una medida que tiene muchos problemas conceptuales y técnicos“.

    Cuestionó que la medida responde a una promesa de campaña por parte de Duque, quien busca prohibir una actividad que está permitida constitucionalemente.

    Aseguró que el  poder que el Mandatario le está otorgando a los policías podría generar abusos de poder y estigmatización hacia los consumidores.

    “Cuando se da órdenes a la Policía y se le imponen objetivos ambiciosos, como controlar el microtráfico, y no hay una formación en derechos humanos, básicamente se envía un mensaje de represión, que es peligroso, porque puede llegar a ser violación a los derechos fundamentales”, advirtió.

    Señaló que el consumo de drogas no se combate con la policía,  sino en el seno de las familias y las instituciones educativas.

    Según el Reporte de Drogas 2017 publicado por el gubernamental Observatorio de Drogas de Colombia, el consumo se incrementó casi 50% entre 2008 y 2013, pasando de 8,8% a 12,2% de la población que consumió drogas al menos una vez en su vida.

    La producción de cocaína en Colombia aumentó 31%, alerta la ONU

    Washington manda delegados a Colombia para “cooperar” en la lucha antidrogas

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...