• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El presidente electo colombiano, Iván Duque, señaló en una entrevista concedida a la cadena rusa Actualidad RT que Venezuela debe sufrir un “cerco diplomático mundial” como salida a su crisis. Sin embargo, no hizo mención, ni por un instante, a las pavorosas cifras de asesinatos de líderes sociales en su país, ni  el hecho de que Colombia lidere la lista de desplazamientos forzados en el mundo. Aún así, tachó al gobierno de Nicolás Maduro como “la peor dictadura que ha visto América Latina en años”.

    Más de 20 líderes sociales han sido asesinados en la nación neogranadina desde que Duque fue electo como mandatario, hace menos de un mes. La mayoría de las víctimas formaban parte de organizaciones agrarias, sindicales o sociales vinculadas con la izquierda. Pero Duque se refirió a Venezuela como un país donde se “ha aniquilado todas las libertades”, así como la independencia de los poderes y la prensa libre, y “ha callado cualquier voz de oposición”.

    Unasur es una fachada chavista

    Unasur es atacada desde todos los flancos por los aliados de EE. UU. en la región. Foto: Web

    El mandatario electo, cuyo padrino político es el expresidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) también arremetió contra la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). En ese sentido, expresó que “no podemos seguir en Unasur, porque es una institución creada como una fachada por el chavismo para fracturar el sistema interamericano y buscar la legitimación de sus aspiraciones dictatoriales”. Duque instó a la retirada del organismo de los países que defienden la Carta Democrática de la OEA, así como a la expulsión de Caracas de este organismo multilateral con sede en Washington, Estados Unidos.

    Proceso de paz en peligro

    Duque también señaló lo que piensa hacer en torno al proceso de paz. Ante ello, se adelanta a la justicia para establecer condenas a priori contra los dirigentes de la exguerrilla de las FARC. Indicó que pretende presentar ante el Congreso las modificaciones de las normas del Acuerdo “para corregir lo que está saliendo mal en la implementación”.

    “¿Debe el país quedarse 15 años viendo crecer los cultivos de coca y que sigan financiando más violencia? ¿Debe el país quedarse 15 años para ver destruir más familias porque hay armas y dineros escondidos? ¿Tiene el país que ver revictimizar a esas personas que ahora van a ver a sus victimarios estar en el Congreso sin recibir una sanción proporcional, abriendo además el camino para que el día de mañana a partir de una jurisdicción universal la Corte Penal Internacional intervenga?”, precisó Duque.

    En ese contexto, afirmó que “una sanción proporcional donde se excluya la concomitancia, la representación política con cumplir una pena de lesa humanidad” es también una forma de cumplir con un mandato supraconstitucional del Estatuto de Roma, detalló el presidente electo colombiano.

    Duque obvia que la Organización de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales acompañaron y avalaron el acuerdo de paz firmado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

    Loading...
    Loading...