• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Jorge Glass Espinel es un ingeniero eléctrico y político ecuatoriano, que sirvió como Vicepresidente de la República del Ecuador desde el 24 de mayo de 2013 al 6 de enero de 2018.

    Fue elegido en las elecciones presidenciales de 2013,​ y reelegido en las elecciones presidenciales de 2017. Desempeñó varios cargos en el gobierno de Rafael Correa, entre los que figuran: presidente del Fondo de Solidaridad, Ministro de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información y ministro coordinador de Sectores Estratégicos.

    Fue reemplazado en el cargo de vicepresidente, durante la presidencia de Lenin Moreno,  luego de que se declaró su ausencia definitiva, debido a que estuvo detenido durante más de 90 días por orden.

    Este político está preso por presunta asociación ilícita en el caso Odebrecht, con una condena de seis años de prisión, y desde hace más de un mes inició una huelga de hambre para exigir sean respetados sus derechos.

    En una carta emitida por él, solicita a los entes religiosos  y políticos del mundo le ayuden en la aclaratoria de su situación, entre los entes que nombre se encuentran la Santa Sede, la ONU, la OEA, la Corte Interamericana, la Corte de la Haya, Juristas del mundo y organismos de defensa de los derechos humanos.

    Como forma de protesta se enfrenta a una huelga de hambre que ha mermado su salud, sin embargo indica “Lo hago por mí, y por mis compañeros. Este es un grito al mundo. Soy una persona, tengo familia, están violando todos mis derechos humanos”, al igual hace mención a su familia y lamenta la decisión tomada, pero sin embargo en sus propias palabras asegura que “hay causas por las que vale la pena morir”

    Dejamos comunicado íntegro del político.

     

    Carta de JORGE Glas.

     

    Ciudadanos del mundo,

     

    Soy un preso político. Por el odio sin límites me han trasladado de cárcel sin motivo, sólo por humillarme, sólo por venganza. Mi vida corre peligro.

     

    Alguien en el mundo debe hacer algo, la Santa Sede, la ONU, la OEA, la Corte Interamericana, la Corte de la Haya, Juristas del mundo, Organismos de defensa de los derechos humanos. La judicialización de la política debe ser considerada un delito de lesa humanidad. Usan delitos como la asociación ilícita, para sentenciar sin pruebas, para que entidades y juristas del mundo vengan a Ecuador a ver lo que pasa, un país con un Contralor sin nombramiento, Fiscal “encargado” designado a dedo, un Consejo de la Judicatura puesto a dedo. Pido al mundo que venga a revisar mi caso, el de Rafael Correa y otros compañeros. Alguien debe parar esta carnicería política. Me declaro en huelga de hambre indefinida, hasta que vengan a ver lo que pasa en Ecuador. ¡Paren la carnicería política! El mundo no puede ser indolente a la persecución política contra todo líder progresista en Latinoamérica.

    ¡Ya Basta!

    Lo hago por mí, y por mis compañeros. Este es un grito al mundo. Soy una persona, tengo familia, están violando todos mis derechos humanos. Lamento mucho el dolor que causo a mi familia con esta decisión, pero hay causas por las que vale la pena morir.

    ¡Hasta la victoria siempre!

    Jorge Glas Espinel

     

    Otras notas de interés

    Jorge Glas, 23 días en huelga de hambre y su férreo combate por la dignidad

    Huelga de hambre: Las redes sociales estallaron con mensajes en favor de Jorge Glas

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...